SEGUINOS

PROVINCIALES

Bernardo de Irigoyen: El CIC de Vista Alegre fue recuperado por vecinos y organizaciones sociales

En el barrio Vista Alegre de Bernardo de Irigoyen, existe un Centro Integrador Comunitario (CIC) que está abandonado desde hace años. Se trata de una construcción amplia, de material y con buenas comodidades. Hace unos días, los vecinos organizados acompañados por diferentes movimientos sociales como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), el Evita, la Coordinadora de Trabajadores Rurales de Misiones (Cotrum) el Movimiento Nacional Campesino Indígena (Mnci) y militantes del Partido Agrario y Social, decidieron recuperarlo y darle una utilidad comunitaria.

Entre todos los integrantes de las organizaciones populares pusieron manos a la obra para desmalezar, limpiar, pintar y dejar en condiciones el lugar. Mientras que el diputado Martín Sereno (Pays), está haciendo gestiones para que tanto la Municipalidad de Irigoyen como Emsa y la Cooperativa de Agua, conecten la energía eléctrica y el agua potable.


“Nos reunimos y hablamos con las autoridades y encontramos muy buena predisposición del intendente Guillermo Fernández (FR), para colaborar con la puesta en marcha del CIC como un centro de actividades para el barrio y para los colonos de la zona rural”, resaltó el legislador y secretario político del Movimiento Evita y la Ctep.

Venta de productos de las chacras
La productora agrícola, Vanesa, del paraje Cerro 7, San Antonio, de la organización Cotrum, el Mnci y militante del Pays, junto a sus compañeros producen y elaboran productos comercializables, explicó la gran utilidad que le darán a ese espacio para, entre otras cosas, comercializar sus productos.


“La idea de tomar y recuperar el CIC surgió para ocupar un lugar ocioso donde pudiéramos vender los productos de la chacra: verdura, porotos y la producción de las chacras, y además para otras tareas como alfabetización de adultos,brindar alimentos en el merendero. Nos sirve a nosotros como pequeños productores de la Cotrum y al barrio como un gran espacio que estaba abandonado. Esa recuperación nos servirá a todos. Los productores venimos desde Cerro 7, Macaca y otras colonias, y nos servirá un montón. Queremos fijar un día para ventas, organizar la alfabetización y hacer todo el trabajo en conjunto”, indicó la joven.


A los vecinos del Vista Alegre les pareció muy buena la idea, y ellos también serían consumidores de los productos naturales de las chacras. “Saber que los productores puedan utilizar el predio como una especie de feria, le hace falta al barrio y podremos aprovechar y compartir el Centro Comunitario con otras comunidades”, detalló una vecina que ayudó a cocinar un almuerzo comunitario de festejo en el barrio.

“El CIC abandonado se había convertido en un aguantadero”

Otras mujeres, Liliana y Sandra ayudaron en la recuperación del CIC cansadas de ver su deterioro que lo convirtió en un aguantadero. “Hace mucho tiempo estaba abandonado, con el pasto alto y los vidrios de las ventanas rotos. Era como una madriguera para que a la noche pasara de todo, se había vuelto un lugar peligroso, así que decidimos recuperarlo con intenciones de darle otra utilidad”, remarcó Sandra que reside en en Vista Alegre desde hace 10 años.


Mientras que Liliana, que vive desde hace cinco años, recuerda que cuando llegó al barrio, el Centro Comunitario ya estaba abandonado y se fue convirtiendo en un lugar peligroso para quienes deben pasar por ese lugar a la noche, o los que muy temprano, casi de madrugada van a trabajar. “Hubo muchos asaltos, y sustos para las chicas que van o vuelven de trabajar. La idea de recuperar esto es para que se terminen ese tipo de cosas feas y darle una utilidad a ese espacio que es amplio y cómodo para realizar actividades”.

Algunas de las vecinas ya están pensando en armar un taller de costura, tareas recreativas para los chicos, clases de karate, y otras actividades para invitar a la gente que se sume, que participe, embellecer ese lugar que está destruido.

“Sacamos una gran cantidad de basura de ese lugar que era horrible para pasar caminando en todos los horarios, a la mañana, a la siesta y a la noche. Ahora estamos con todas las pilas para hacerlo habitable. Mi hijo tiene 15 años, y la última vez que lo vimos funcionar fue cuando él tenía 5 años e iba al jardín. Sentimos que hicimos lo correcto, era un tema que teníamos planeado hace mucho tiempo, hasta que esta vez con la ayuda de las organizaciones populares pusimos mano a la obra, para el barrio, para el pueblo en general y sentimos que se hizo justicia”.

Trabajo mancomunado entre todos

“Vista Alegre” es un barrio popular y carece de espacios para las diversas actividades que necesitan las familias, y ahora podrán desarrollarlas en el CIC como un centro cultural, deportivo y educativo.

Sandra recuerda que cuando recién se inauguró el CIC había atención en salud. “Venían médicos, enfermeros, había un sereno que cuidaba. Pero nos sabemos que pasó después porque de a poco se fue abandonando todo, nunca más vino nadie y el lugar quedó a la buena de Dios. Hoy para nosotros es un día de fiesta. Trabajamos mucho, pero estamos contentos, agradecemos al diputado (Martín) Sereno por las gestiones que está haciendo para la provisión de agua y luz eléctrica; además de la donación de tachos de pintura y pinceles, junto con el intendente Fernández, el comunicador social, de la FM Studio, Ricardo Javier, y Ricardo Liber; militante de Irigoyen. Damos gracias toda la gente que nos dio una mano, y ojalá haya más personas dispuestas a ayudarnos”, expresó la vecina conmovida.

Descargar Semanario Seis Páginas