SEGUINOS

POSADAS

Boqueteros robaron 10 mil pesos en negocio ubicado frente a sede policial

Se trata de Gabardini, un negocio tradicional de la avenida Uruguay, ubicado frente a la sede del Comando Radioeléctrico, una dependencia policial que tiene constante movimiento de efectivos y patrulleros. Allí los boqueteros cortaron las rejas del ventiluz del baño por donde ingresaron al local. Sacaron una amoladora y con esa herramienta abrieron la caja fuerte en la que estaban depositados 10 mil pesos. Se alzaron también con algunas herramientas y para salir lo hicieron en un acceso lateral que da sobre Félix Aguirre. Se estima que hasta habrían pasado por enfrente de la dependencia policial.

Frente al Comando Radioeléctrico, boqueteros se llevaron más de 10.000 pesos



Pese a que está ubicada a metros de la base de operaciones del Comando Radioeléctrico, la firma Casa Gabardini fue blanco de los delincuentes, que se alzaron con más de 10.000 pesos en efectivo tras cortar con una amoladora la caja fuerte donde se guardaba la recaudación.


El hecho ocurrió entre la noche de este miércoles y la mañana de este jueves. La tarea de los delincuentes se vio facilitada debido a que el local no cuenta con alarma y la parte posterior se conecta con un terreno baldío que tiene salida a la calle Herrera. Lo curioso del caso es que los ladrones optaron por salir por un portón que da a la calle Félix Bogado, a 40 metros de la sede policial.


El robo fue constatado a las 8.00 por los empleados que llegaron para abrir el local. Apenas ingresó, el gerente se dirigió a abrir el portón del garaje para ingresar su auto, y se encontró con el candado cortado.


Más hacia el fondo, cerca del baño, advirtió que la caja fuerte había sido cortada con una amoladora y los delincuentes se habían apoderado del dinero. También se llevaron numerosos discos de corte para amoladoras y probablemente algunas herramientas que estaban en el depósito.


La Policía estableció luego que la banda cortó con una sierra metálica convencional los barrotes del ventiluz del baño. Una vez en el interior del inmueble, desplegaron una media sombra para evitar las miradas indiscretas desde la avenida Uruguay y tomaron una de las potentes amoladoras existentes en el comercio, con la cual abrieron un boquete en la caja fuerte.


Los investigadores creen que fueron al menos dos o tres los ladrones que ingresaron al comercio, que realizará un arqueo de caja y también un inventario para establecer cuánto dinero y herramientas se llevaron los ladrones.


El local de Casa Gabardini está en la misma cuadra que la empresa Ortigoza Equipamientos, que el año pasado también sufrió un robo que, se supone, fue cometido por una banda de boqueteros extraprovincial especializada en cajas fuertes.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas