SEGUINOS

REGIONALES

Brasil: detuvieron a otro sospechoso por la muerte de dos niños en ritual satánico

Se trata de Pablo Ademir Norbert da Silva, socio de uno de los imputados en la causa, acusado de encargar el ritual para lograr mayor prosperidad. Aún se desconoce la identidad de los menores sacrificados en septiembre del año pasado. Los exámenes de ADN indican que son hermanos por parte de madre, un niño de 8 años y una niña de 12.

Otro sospechoso en la muerte de dos niños, que serían correntinos, en un ritual satánico en Novo Hamburgo, Brasil, fue detenido en playa Quintão en la costa Norte de la RS, el sábado por la tarde, de acuerdo con el delegado principal del caso, Rogério Baggio Berbicz.

Según consigna el diario “Zero Hora”, Pablo Ademir Norbert da Silva, que era considerado forajido, es socio de Jair da Silva, el hombre que habría encargado el ritual. Pablo es el quinto prisionero de este caso, y dos hombres siguen fugitivos.

El líder del templo investigado, Silvio Fernandes Rodrigues, es apuntado como autor del supuesto ritual, y está preso desde el 27 de diciembre. También están presos dos empresarios, que habrían contratado el ritual, y un ayudante de uno de ellos.

La investigación comenzó después de que los cuerpos se encontraron en bolsas de plástico en un matorral en la ciudad de Novo Hamburgo, en el Valle del Sinos. Después del primer descubrimiento, más partes fueron encontradas, a unos 500 metros del primer lugar. Las cabezas de las víctimas aún no han sido localizadas.

Cabe recordar que los cuerpos de los niños fueron encontrados en septiembre de 2017 a orillas de una carretera en Novo Hamburgo. Los exámenes de ADN indican que son hermanos por parte de madre, un niño de 8 años y una niña de 12.

La fiscalía apuntó además que uno de los niños había ingerido una gran cantidad de alcohol, 14 veces mayor que el nivel de embriaguez. Otras pericias todavía se esperan.

El 27 de diciembre fue detenido el líder del templo satánico, designado como responsable para el ritual, y otros dos hombres, y en enero fue detenido el cuarto sospechoso. La policía cree que dos empresarios pagaron 25.000 dólares por un ritual de prosperidad en el que los niños habían sido asesinados.

Los cráneos de los niños aún no han sido localizados, y su identidad aún no ha sido determinada. La policía también aguarda el retorno sobre pedidos de quiebra de secreto telefónico en los aparatos incautados con los presos.

Los vecinos del templo niegan que hubiera sacrificio de animales o de personas durante los rituales, así como la esposa del líder. Las cuatro personas ya presas niegan que se conozcan y que hayan participado en el ritual.

Los detenidos son Silvio Fernandes Rodrigues, líder del templo y apuntado como autor del ritual.

Jair da Silva, socio que encomendó el ritual; Andrei Jorge da Silva, uno de los hijos de Jair; Márcio Miranda Brustolin, el séptimo integrante del ritual. Según el delegado, son necesarias siete personas.

Paulo Ademir Norbert da Silva, otro socio del ramo inmobiliario. En tanto permanecen prófugos Jorge Adrian Alves, argentino que habría hecho el cambio del camión robado por los niños en la Argentina y Anderson da Silva, otro hijo del socio que encomendó el ritual.

La cifra

2

Son las personas prófugas de la Justicia Brasilera por el crimen de los menores. (El Litoral)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas