SEGUINOS

INTERNACIONALES

Brasil: Temer apela al Ejército y fuertes multas pero el paro de camioneros continúa

image_pdfimage_print

El paro de camioneros que generó una crisis de desabastecimiento en Brasil continúa después de seis días de haber comenzado, y sin que parezca haber una solución a la vista, pese a que el Gobierno dispuso la intervención del Ejército y anunció que impondrá fuertes multas.

Desde el lunes, los camioneros brasileños están bloqueando varias rutas en 25 estados del país, lo que provocó una paralización casi total del tránsito en las carreteras nacionales, así como una crisis por desabastecimiento de alimentos y combustible en todo el territorio.

El presidente Michel Temer llamó a las Fuerzas Armadas a intervenir y desbloquear las carreteras e incluso emitió un decreto de Garantía de Ley y Orden (GLO) en todo el territorio nacional, que permite la actuación del Ejército para llevar a cabo el procedimiento.

Sin embargo, pese a los decretos que emitió Temer, los camioneros continúan sus acciones en las rutas del país y los efectos de la crisis siguen en aumento. Muchos, para evitar la represión del Ejército, ya desbloquearon las carreteras, pero no transportan mercadería.

En Río de Janeiro, por ejemplo, debido a la falta de combustible, sólo se mantiene activo el 20 por ciento de la flota de transportes públicos de la ciudad. Además, según informa el diario “O Globo”, 11 aeropuertos del país están desabastecidos y el de Brasilia, la capital, suspendió 40 vuelos en las últimas horas.

En Brasilia, debido a la suspensión de tantos vuelos, las empresas de aviación ya no tenían cuartos disponibles en los hoteles para ofrecer a los pasajeros que no pudieron viajar. Más de 100 personas pasaron la noche en la sala VIP del aeropuerto.

Varios estados, como los nororientales Sergipe y Pernambuco, y la ciudad de Sao Paulo decretaron el estado de emergencia. Además, algunas universidades del país suspendieron sus clases.

“Multaremos con 100.000 reales por hora (aproximadaente 30.000 dólares) a los dueños de transportadoras que no vuelvan a sus actividades”, anunció en conferencia de prensa el ministro Carlos Marun, de la Secretaría de Gobierno.

Los transportistas protestan por el constante aumento de los precios de los combustibles por parte de la estatal Petrobras desde comienzos de año, debido a la evolución de los precios del petróleo.

Sólo en mayo el precio de la gasolina subió un 12 por ciento y el del diésel un 9,3 por ciento, según cifras de la estatal “Agencia Brasil”.

El Gobierno de Temer anunció en la noche del jueves un acuerdo temporal para levantar la huelga durante 15 días a cambio de que Petrobras reduzca el precio del diésel en un diez por ciento durante 30 días, mientras se llevan a cabo nuevas negociaciones.

Sin embargo, representantes de los transportistas dijeron el viernes al canal “Globo News” que mantenían la huelga ya que no habían recibido instrucciones de sus negociadores para suspender las medidas de fuerza.

Fuente: Ámbito.

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445