SEGUINOS

NACIONALES

Brecha de precios de los productos agrícola-ganaderos: subió a 4,75 veces en diciembre

El Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod) de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, que mide la diferencia promedio entre el importe desde el campo a la góndola para 25 alimentos agropecuarios, aumentó 10,7% en el último mes del año. Fue impulsado por el salto en las distorsiones de la pera, la manzana y la calabaza, que tuvieron fuertes bajas en los valores de origen.

La brecha de precios entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el agricultor por los productos agropecuarios subió 10,7% en diciembre, para cerrar el año en un promedio de 4,75 veces. Con ese aumento se revirtió la tendencia descendente que venía observándose desde septiembre pasado, cuando los productores habían comenzado a recibir mejores valores, sin impacto en el cliente.

El aumento en la distorsión del mes se explica por la caída abrupta en los importes de origen de la pera, la manzana, la calabaza y, en menor medida, el zapallito, que incrementó fuertemente la diferencia entre lo que recibe el cosechador y lo que abona el público. Es que en los cuatro alimentos, simultáneamente, aumentó el monto de destino, haciéndose más amplia esa desigualdad.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 25 alimentos agrícolas y ganaderos que se consumen en fresco. Para elaborar el indicador se tomaron los importes diarios online de los principales supermercados del país y más de 500 tasaciones de verdulerías y mercados para cada producto. De los datos se desprende que:

En diciembre, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 5 veces, 13,9% arriba en comparación con el mes de noviembre, aunque un 2,7% por debajo de diciembre de 2016.

El IPOD ganadero, en cambio, bajó 4,1% en el mes, al ubicarse en 3,74 veces, 6% menos que un año atrás.

El aumento en la brecha redujo a 25% la participación promedio del productor en el precio final del alimento (desde el 26,1% en noviembre).

Los productos con mayores disparidades de precios en el mes fueron: la pera (12,36 veces), la manzana roja (10,86 veces), la calabaza (7,61), el arroz (6,37) y el brócoli (5,60 veces).

Los alimentos con menores disparidades resultaron: la papa (2,10 veces), seguido por el huevo (2,25), repollo (2,45), pollo (2,79) y la acelga (3,21).

De los 25 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados en el mes, en 8 bajó la desigualdad, en 1 se mantuvo prácticamente sin cambios y en 16 aumentó.

La desigualdad promedio de los productos agrícola-ganaderos subió de 4,29 veces en noviembre a 4,75 veces en diciembre (+10,7%). La mayoría de los alimentos relevados registraron distorsiones altas o muy altas en el periodo. Efectivamente, hubo 11 productos con contrastes altos (valor de diferencia entre 4 y 6 veces) y 4 con disparidades  muy altas (cotizaciones mayores a 6). Sólo 4 elementos tuvieron desproporciones bajas (papa, repollo, huevo y carne de cerdo), 6 tuvieron brechas medias y ninguno distancias muy bajas, esto es, donde la multiplicación entre el precio de origen y de destino sea menos del doble.

Pera: la diferencia subió de 7,75 veces en noviembre a 12,36 en diciembre (+4,62 veces) por la caída de 30,8% en los precios al productor. Los costos al consumidor, en cambio, aumentaron 10,5%.

Manzana: la distorsión ascendió de 7,32 veces a 10,86 (+3,54 veces). La variación se explica por el descenso de 27,3% en los importes al agricultor, mientras que la valía al cliente trepó 7,9%. La sobreoferta de esta fruta que se está generando por el incremento en las importaciones, especialmente desde Chile, redujo el pago de los galpones de empaque al productor.

Calabaza: la desigualdad creció de 4,66 veces a 7,61 (2,95 veces). La alteración se explica por la baja de 32,2% en la retribución al cosechador, asimismo los montos al público escalaron 10,6%. Según los productores consultados, el declive en las cifras de origen se explican porque hay sobreoferta desde La Plata y otras zonas del Gran Buenos Aires, lo cual saturó el mercado. Sin embargo, los valores en la góndola también crecieron.

Zapallito: la brecha se elevó de 3,31 veces a 4,57 (1,26 veces) impulsada por la reducción de 24,7% en el reembolso al productor. Los precios al consumidor, en cambio, crecieron 3,1%.

Los alimentos con mayor aumento mensual en los importes  de origen en diciembre fueron la naranja (75,2%), el repollo (55,5%), la acelga (23,4%), la lechuga (20,6%) y el brócoli(20,2%).

En el caso de la naranja, la suba de valores desde el campo ocurrió por la menor cosecha, a pesar de que el consumo no viene muy bien. Mientras que los productores de repollo se vieron favorecidos por el aumento del despacho frente a las fiestas, que si bien suele subir para esa época, este año fue mayor a lo habitual.

A su vez, los productos con mayor incremento mensual en los montos de destino fueron la acelga (28,1%), la mandarina (20,4%), el pimiento rojo (16,8%), la carne de pollo (12,6%) y lanaranja (12,1%).

En diciembre, la participación del agricultor en el precio que pagan los consumidores (otro indicador que resume la distorsión en el valor durante el circuito logístico del sector agropecuario) bajó 4,2%, desde el 26,1% al 25%.

Los alimentos con menos retribución del productor en el costo al cliente fueron la pera (8,1%), la manzana roja (9,2%) y la calabaza (13,1%). Al contrario, los productos donde más reembolsa el productor en el importe son la papa (47,6%) y el huevo (44,5%).

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas