SEGUINOS

POSADAS

Cáceres reveló pacto Puerta-Irrazábal

Sostuvo que a Ramón Puerta lo mueven ambiciones personales y es “poco serio en su antikirchnerismo”, al tiempo que calificó de “disparatado” su pacto con Juan Maniuel Irrazábal. En duras declaraciones, Nelson Luis Cáceres, otrora “alter ego” del ex gobernador misionero, reveló que el pacto entre ambos tiene por propósito responder a la ambición de Puerta de volver al Congreso de la Nación, al tiempo de facilitar el acceso de “Juanchi” a la presidencia del Partido Justicialista de Misiones para aspirar después, en el 2011, a la Gobernación de Misiones.

Cáceres salió a despegarse definitivamente del nuevo armado político que ensaya el ex gobernador. En declaraciones radiales, después de calificar de “engendro” a Unión Popular, y de “disparate” al pacto que teje con Juanchi Irrazábal, consideró que el antikirchnerismo de Puerta es poco serio y aseguró que tuvo origen cuando “lo bajaron del avión presidencial”.


Le niega así convicciones en su posicionamiento, al que estima movido fundamentalmente por “ambiciones personales. Ese mismo egocentrismo que -afirma- lo llevó a destruir el peronismo en la provincia cuando enfrentó sin otro motivo a Carlos Rovira en 2003”.


El dirigente, que cumplió en las gestiones de Puerta al frente del Gobierno provincial comparable a las de Alberto Fernández en las gestiones de los Kirchner, hizo declaraciones a una radio de Apóstoles, rompiendo un silencio de más de cuatro años. No dio a conocer si las razones de su silencio obedecían a la “prudencia o al reconocimiento a un líder al que le agradece el espacio que tuvo en el escenario político provincial desde que lo catapultó a los estratégicos ministerios de Asuntos Agrarios en 1993 y de Gobierno en 1996, como a lapresidencia del PJ”, según sus allegados.



Cáceres reconoció que no lo invitaron al asado realizado el sábado 14 en I-Porá, el establecimiento privado de Puerta. “No estuve –subrayó- no voy a reuniones privadas a las que no me invitan. Es de bien educado no llegar sin invitación”.  Frente al acontecimiento (la reunión con “puertistas” de 40 municipios en el campo de Santa Inés), sus palabras se interpretan como una denuncia subliminal a la “privatización de la política”. Muchas veces se cuestionó desde el partido esa tendencia de Puerta a convertir reuniones privadas en actos políticos y de organizar con tarjeta de invitación actos políticos en sus residencias privadas.


“Hace rato que no converso con Ramón Puerta con el que tengo diferencias desde antes de 2003” , agregó Cáceres para asegurar que no se arrepiente de su trayectoria política, de haber hecho lo que hizo, ni de haber sido un estrecho colaborador y operador durante tantos años de su vecino apostoleño.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas