SEGUINOS

POSADAS

Cada vez más solo el senador Viana en la conducción del PJ misionero

Tras el último cierre a cualquier apertura o participación de afiliados y dirigentes, al derogarse la convocatoria a internas para elegir candidatos a cargos electivos, empujando al Partido Justicialista a dirimir sus diferencias en las primarias de agosto, el apartamiento del senador Luis Viana de parte de dirigentes y afiliados se acentúa. Aunque habría actuado como principal disparador la inconsulta postura contraria que adoptó el legislador y titular del PJ a la proyectada represa de Garabí.


 

Los primeros que salieron a hacer públicos los enojos internos fueron un grupo de congresales encabezados por un dirigente histórico como Marcelo Quirelli, quienes acusaron, además, a los detractores de basarse en falsedades. Pero además, en la reciente reunión del consejo provincial y la directiva del congreso provincial puso en evidencia que el malestar es extendido. Por ejemplo Gustavo Weirich confesó a /c6 que era la primera vez que no concurría a una reunión del Partido Justicialista. Y no lo hizo para no participar “en el escenario de la rosca”, donde todas las decisiones son inconsultas. El actual diputado provincial señaló también que hoy por hoy sus líderes son los intendentes Juan Carlos Ríos y Mario Lindemann. El primero como candidato a gobernador para estas elecciones del 2011 y el segundo como titular del PJ.


 


De su parte el propio Lindemann decía a /c6 que “no se puede estar en contra sin antes debatir opciones”. Recordó que la intención inicial fue la de constituir una comisión de entendidos “para después tomar una decisión, una posición seria” sobre Garabí. Además hizo notar que la política “está para trabajar para beneficio de la sociedad” porque asimismo deben responder a la demanda de asegurar energía y más barata a la población.


 


“A Garabí no hay que usarla electoralmente sino discutir beneficios”. Fue categórico el titular del sindicato de camiones y también candidato a Gobernador para este año, Adolfo Velázquez, quien no rehuyó tampoco el debate y se diferenció igualmente de Viana.


 


Al que también le han bajado el pulgar los diputados nacionales Julia Perié y Juan Manuel Irrazábal, quienes sugestivamente sostuvieron una reciente reunión con el ministro de Planificación Federal Julio De Vido, un funcionario comprometido con todo el plan energético nacional, la finalización de Yacyretá, las propuestas de Garabí y Corpus. De hecho el plan energético de la presidenta cristina de Kirchner que estará el 25 de este mes en la costanera de Posadas para celebrar junto con su par Fernando Lugo la finalización de la gigantesca hidroeléctrica sobre el Paraná.


 


Los legisladores misioneros hablaron por espacio de una hora con De Vido y se sacaron con él una fotografía para testimoniar el encuentro. Y aunque todavía no lo dicen en público en privado comentan que no es posible mantener la conducción de Viana al frente del PJ sin participación de los afiliados. No descartan inclusive que sea necesaria una intervención decidida desde la conducción nacional partidaria, precisamente para abrir las puertas de esa fuerza política. Desde la que ellos mismos esperan postularse: Irrazábal como candidato a senador, Perié a otro mandato en la Cámara de Diputados de la Nación.


 


Otro dirigente distanciado de Viana desde que se hizo cargo del PJ es el diputado provincial Diego Sartori, vicepresidente primero de la Legislatura que también se ha apartado de la actividad partidaria y sólo regresará en tanto y en cuanto se haga del afiliado un protagonista real de esta colectividad política. También Sartori es un dirigente escuchado en Buenos Aires. De hecho estuvo en la última reunión de la conducción central que contó con la asistencia de la presidenta Cristina de Kirchner. Reunión en la que ya Viana habría notado el distanciamiento de las principales figuras políticas.


 


“No es de extrañar que se alíe con el ex gobernador Ramón Puerta. Viana es un producto suyo”, reflexionaba Weirich, señalando que es el último paso formal que le falta dar a Viana en público para terminar de aislarse definitivamente de la gran mayoría justicialista. De hecho Puerta es el único otro dirigente justicialista que se opone a Garabí, con parecidas posturas. Es decir, sin ningún fundamento científico o técnico.


 


“Precisamente nosotros queremos competir contra ellos en internas para demostrar que hay un pensamiento diferente en el Partido Justicialista”, definió el diputado. Y, así como están las cosas, la línea divisoria la está demarcando Garabí-Panambí. La represa que se proyecta distinta, en respuesta a las demandas de Misiones.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas