SEGUINOS

POSADAS

Calderas: existe una ley pero todavía no está reglamentada

A raíz de lo ocurrido en la planta fabril de Puerto Piray, donde nueve operarios resultaron heridos -dos de gravedad-, como consecuencia de la explosión de una válvula de la caldera de la fábrica, /c6 decidió revisar algunas cuestiones legales y retomó el análisis de la ley provincial que debería regular y controlar las condiciones de estas máquinas. El 24 de junio de 2010 fue sancionada la norma, el 8 de julio, promulgada y el 15, publicada en el Boletín Oficial. Según la legislación, que aún no está reglamentada, debe realizarse inspecciones y someter a pruebas las caldera a efectos de corroborar su buen funcionamiento y el cumplimiento de las condiciones técnicas.

Están comprendidos en la presente ley las calderas, generadores, motores a vapor. Y los recipientes que se sometan a una presión mayor de 1kg/cm2 y volumen superior a 50 litros. Es autoridad de aplicación el Ministerio del Agro.




Además, se debe crear el registro de generadores de vapor que funcionara en el ámbito del Ministerio del Agro. Aquí deben inscribirse las empresas con calderas, generadores, etc.




Entre las sanciones escritas, se encuentra la siguiente: el cobro 2 a 10 veces del importe del salario vital y móvil vigente en el momento de la infracción.




Según lo comentado por el ingeniero Ronal Vera, especialista en mantenimiento de calderas, en la forestoindustria específicamente, hay aproximadamente unos 800 aserraderos. El 30 por ciento tendrían equipos de secado, esto implica tener una caldera operando.




El estado de las calderas, en algunos casos, es bastante deficiente. Los industriales tienen a las calderas, como un equipo que funciona solo, al que hay que darle poca importancia.




“El principal problema de una caldera operando es quedarse sin agua. Si esto sucede, en primer lugar debería activarse los mecanismos de seguridad. Luego pararse todo lo que es la inyección de aire”, agregó el especialista.




En este contexto, expresó que es bastante frecuente ver que muchas de ellas no tienen equipos de seguridad.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas