SEGUINOS

POSADAS

Cambio climático: medidas de adaptación para prevenir efectos indeseados

La doctora Silvia Kloster, directora de Cambio Climático y desarrollo Sustentable del Ministerio de Ecología dijo que a nivel provincial y nacional se están analizando medidas e adaptación que peritan a las comunidades rever y afrontar los cambios que pudieran sobrevenir. Todavía se está en el diseño estratégico. El efecto invernadero es la consecuencia de la acumulación de gases que generan el calentamiento global –principalmente gases como el metano y el carbono, aunque también intervienen otros que igualmente están en la atmósfera, aunque en cantidades inferiores-. “Lo que podemos hacer desde lo público es mitigar y alertar”, dijo en declaraciones al Semanario /6p, edición Nº 118



Las prologadas sequías que ha experimentado Misiones, dos en los últimos ocho años. Seguidas de inviernos muy rigurosos. Tormentas huracanadas que conmovieron como el caso del tornado de San Pedro en el 2009, llevaron a la creación de la Oficina de Prevención de Desastres Naturales (Opad) y la evaluación de una propuesta similar de carácter provincial, igualmente planteada por el director de aquella, el meteorólogo Fabio Cabello.



 



Kloster explica que el efecto invernadero es la consecuencia de la acumulación de gases que generan el calentamiento global –principalmente gases como el metano y el carbono, aunque también intervienen otros que igualmente están en la atmósfera, aunque en cantidades inferiores-.



 



“Lo que podemos hacer desde lo público es mitigar y alertar. Prever acciones precisas como los famosos mecanismos de desarrollo limpio. Reutilizar los residuos como la generación de metano para transformarlo en energía como es el proyecto del relleno sanitario de Fachinal”, indicó.



 



Otra propuesta está referida a la captación de metano por biomasa, que encara una empresa del Norte de la Provincia. “Es que estas investigaciones incipientes que tenemos en Misiones, en la Argentina y en otros países contemplan atender medidas de adaptación en función del aumento de las temperaturas y los cambios en los regímenes de lluvias”. 



 



En ese contexto se estudia una intervención en el transporte a fin de disminuir la emisión de gases contaminantes, al tiempo que se acompañan los procesos de crecimiento de la población. Para ello se requiere estudiar también la actividad económica menos contaminante y de mayor productividad, previendo la adaptación a los cambios, con mejora de las especies.



 



La diversidad productiva es otra herramienta a tener en cuenta, ya que el monocultivo restringe posibilidades. “Y los estados deben acomodarse con medidas que intervengan en su estructura política y económica, de modote tener disponibles planes de contingencia”, indicó.



 



Kloster manifestó también que “desde el Ministerio de Ecología tenemos ingerencia en muchas cuestiones. A partir de los boques, obviamente”. Un área en la que se intensificaron las acciones a partir de la ley nacional de preservación de bosque nativo y la legislación provincial de adhesión que contempla sus propios fines.



“Se está trabajando en función de esa legislación, tanto en lo que concierne a la conservación como al ordenamiento. Porque la idea es además de conservar el bosque nativo recuperar las zonas degradadas”, explicó.



 



Pero, al mismo tiempo, la funcionaria dijo que la visión del Ministerio de ecología es la de encarar un trabajo en conjunto con los demás organismos del Estado que intervienen en el medio ambiente, como el Ministerio del Agro. O con organismos como el Instituto Provincial de desarrollo Habitacional para la incorporación en las viviendas de paneles solares.  “Necesitamos de un trabajo conjunto, organizado y la adopción de estrategias”, para consignar que es en esa etapa inicial en la que se está trabajando, sin prever todavía, por ejemplo, las inversiones que sería menester encarar para avanzar en las acciones que lleguen a decidirse.




Las Municipalidades, ejecutores



 



Hizo saber también que se está en la coordinación de acciones con expertos en mitigación de gases a fin de implementar políticas de las cuales, después, serán ejecutores los municipios, de ahí el propósito de convocar alas comunas. “De consultar a los gobiernos locales que son los primeros en sufrir las inclemencias del tiempo”, añadió.



 



Pero también hizo notar que “no somos nosotros los que peor estamos en materia de calentamiento global. Puede decirse, inclusive, que tenemos un lugar privilegiado en el que no experimentamos los cambios que se producen en las costas marítimas o de zonas con lluvias excesivas. De modo que estamos en mejores condiciones inclusive para actuar en prevención”. (Más info en www.seispaginas.com)



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas