SEGUINOS

POSADAS

Candado mal colocado habría favorecido la fuga

Mientras se continúa con la búsqueda del reo Oscar “Petizo” Brizuela (25), la Unidad Regional I abrió una investigación para establecer si la fuga se produjo por negligencia del personal de guardia de la Seccional Primera, donde se hallaba alojado desde mayo pasado.

Fuentes vinculadas a las pesquisas indicaron que Brizuela salió a patio y luego escapó por los techos cuando el “llavero” o encargado de calabozos se dirigió al baño. El hecho ocurrió el domingo a las 4.30 y la fuga fue constatada diez minutos más tarde. El amplio despliegue policial en la zona de Villa Sarita no alcanzó para que evitar que el joven desapareciera.



Brizuela estaba alojado junto a otros tres hombres que están sospechados de haber cometido hurtos y abuso sexual. Los privilegiados testigos de la huida señalaron ante la Policía que no se percataron de nada porque estaban durmiendo.



Sin embargo, se sospecha que al menos uno de ellos colaboró en la fuga. Cuando los jefes de la Unidad Regional I llegaron a la comisaría constató que el reo había sacado el candado de la parte inferior de la puerta, por donde logró escapar.



La hipótesis más firme que se maneja es que el candado no fue correctamente colocado por los policías, lo cual terminó facilitando la fuga. Los investigadores descartaron la posibilidad de que haya existido algún tipo de complicidad de los agentes de guardia. “El preso que escapó estaba alojado desde mayo”, sostuvieron en la Policía. Brizuela había sido detenido en Candelaria por el hurto de una motocicleta, pero como tenía otras causas, quedó alojado a disposición de la Justicia desde entonces.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas