SEGUINOS

POSADAS

Caso Carballito: la investigación avanza a paso lento

A casi dos meses del asesinato del ex intendente de San Vicente, Héctor Carballo, el Juzgado de Instrucción de esa ciudad avanza lentamente en la investigación y trascendió que la situación procesal del único detenido recién se resolvería en febrero de 2011. La Justicia continúa incorporando testimonios y también ordenó nuevas pericias que podrían derivar en nuevas pruebas en contra de Francisco “Xico” Borges Cabalheiro.

Para este viernes fue citada una joven que trabajaba en el bar-pool del imputado, en Garupá, ya que la chica sostuvo en su momento que durante el allanamiento, un policía salió del baño del local portando los dos cartuchos calibre nueve milímetros que luego se comprobó a través de una pericia que habían pasado por la pistola usada en el crimen.



El juez de Instrucción Juan Carlos Cantero ordenó a los peritos extraer de la campera del imputado los restos de sangre hallados para enviarlos a un laboratorio para eventualmente obtener el ADN en el caso de que las muestras estén aptas para dicho estudio. Otra de las medidas solicitadas fue un cruce de las llamadas entrantes y salientes y los mensajes enviados y recibidos por Borges Cabalheiro.



Allí se pondrá especial atención, ya que no se descarta que pueda surgir alguna pista que lleve a los investigadores hasta el autor intelectual del homicidio de Carballo. Los investigadores admitieron que aún no tienen ningún indicio sobre quien pudo haber contratado al sicario para ejecutar al ex alcalde, un hombre que se había granjeado la enemistad de muchos habitantes de San Vicente desde que retornó a la ciudad.



Carballo fue asesinado en la mañana del 26 de octubre pasado cuando salía del barrio Malvinas en su Renault 12 para dirigirse hacia la radio donde tenía un programa. El homicida se movilizaba en una motocicleta y le efectuó cuatro disparos con una pistola calibre nueve milímetros que todavía no pudo ser hallada.



Los investigadores establecieron que el autor de los disparos huyó por la ruta 13, pero luego tomó un camino hacia Colonia Alicia, donde se despistó con su moto. En ese lugar se obtuvo la identidad de “Xico”, quien residía en Garupá, donde tenía un bar pool ubicado al costado de la ruta 12. En ese lugar fue aprehendido en la noche del 3 de noviembre pasado, acusado de ser el homicida.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas