SEGUINOS

POLICIALES

Caso Gendarmes: Cámara de Casación pidió seguir investigando la hipótesis de homicidio

La Cámara Federal de Casación en lo Penal pidió al juez que entiende ahora en la causa de los dos gendarmes muertos bajo el puente San Roque González de Santa Cruz el 18 de septiembre de 2001, en circunstancias todavía no esclarecidas, continuar investigando en la hipótesis de homicidio.

La causa por la muerte de Carlos Fabián Antúnez y Diego Javier Aranda estuvo caratulada como “doble homicidio”, cuando llegó a manos del juez José Luis Casals, en el 2006. No obstante, luego el magistrado se inclinó por la teoría del accidente, lo que fue rechazado por Aurora Antúnez la esposa de uno de los gendarmes muertos, quien recurrió a casación.


Aquel año, Mirta Gladis Quiroz, la abogada de los familiares pidió el procesamiento de nueve funcionarios de la GN y de la médica legista de la Policía provincial por los delitos de “falso testimonio, encubrimiento e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.



Se refería a los comandantes Julio César Oegg (en ese momento jefe de la Agrupación IV “Misiones”), Aníbal Michellod y Eduardo Sánchez; el entonces primer alférez Juan José Álvez (oficial de servicio cuando sucedió todo) y los suboficiales Juan Bernabé Sánchez, Andrés Pérez, Daniel Morel, Eduardo Taborda y Juan Alberto Toledo. Y de la doctora Miriam Lojewski. La abogada Quiroz señaló a /c6 que todas las personas denunciadas -los ocho gendarmes y la médica legista- vuelven a quedar vinculados a la causa. Y se pedirá la citación del supuesto pasero Diego Cardozo, ya que según la versión oficial de la GN, era a quien perseguían los gendarmes cuando murieron. (La primera versión decía que se habían ahogado). Quiróz recordó que Interpol había dado cuenta en aquella época que “esa persona no existía”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas