SEGUINOS

POSADAS

Caso Golemba: las excavaciones continuarán este martes

Pese a que no se hallaron vestigios sobre el entierro de una persona en un ex destacamento policial de Dos de Mayo, la Policía continuará con las excavaciones este martes para disipar las pocas dudas que puedan quedar en los familiares del desaparecido Mario Golemba (27). Los bomberos y policías de distintas dependencias cavaron en un primer momento en el sector del lavadero del destacamento, ya que el dato que había obtenido la familia es que allí había sido sepultado el joven tras ser golpeado y asesinado por policías que lo detuvieron el 27 de marzo de 2008 cuando volvía de Oberá.

Voceros policiales de la Unidad Regional de San Vicente dijeron que las tareas comenzaron poco después de las 10.00 bajo una molesta llovizna y un intenso frío que se mantuvo hasta cerca del mediodía, cuando las condiciones climáticas comenzaron a mejorar.



Los bomberos y policías de distintas dependencias cavaron en un primer momento en el sector del lavadero del destacamento, ya que el dato que había obtenido la familia es que allí había sido sepultado Mario tras ser golpeado y asesinado por policías que lo detuvieron el 27 de marzo de 2008 cuando volvía de Oberá.



Según trascendió, el piso contiguo al lavadero excavado tiene una antigüedad de al menos quince años, de acuerdo con el testimonio de vecinos, y no presenta indicios de haber sido remendado en algún sector.
Este martes probablemente los bomberos requisen una letrina y un segundo pozo correspondiente a un baño en desuso. Además, los familiares pidieron que la búsqueda se extienda a una casa abandonada existente en las inmediaciones.



Las tareas en el ex destacamento policial ubicado al costado de la ruta 14, en Dos de Mayo, finalizó cerca de las 17.30 y la Policía elevará a la jueza del caso, Alba Kunzmann de Gauchat, un informe detallado del relevamiento.
Golemba está desaparecido desde el 27 de marzo de 2008, cuando viajó a Oberá para consultar a una nutricionista por su extrema delgadez y desapareció misteriosamente. El Gobierno ofrece una recompensa de 100.000 pesos a quien aporte datos sobre su paradero, pero hasta ahora no surgieron datos que permitan saber la suerte que corrió.



 



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas