SEGUINOS

POSADAS

Caso Kachuk: en el Hospital Escuela iniciaron una investigación interna

En el marco del caso de Guido Kachuk, el joven que fue asesinado en la madrugada de este martes, el subsecretario de Salud Pública, Oscar Herrera Ahuad, dijo que iniciaron una investigación interna en el Hospital Escuela de Agudos Ramón Madariaga, nosocomio al que fue trasladado la víctima luego de recibir un disparo. En declaraciones a /c6, explicó que si bien ya cuentan con las declaraciones de todo el personal médico que actuó en ese momento, prefiere no emitir opinión respecto al tema hasta contar con las actuaciones judiciales que se realizaron, además, “por respeto a las acciones del Juez César Yaya”. Respecto a las versiones que sostenían que desde el nosocomio pensaban que Guido estaba bajo los efectos de alguna sustancia tóxica, el funcionario aclaró que eso surgió tras la pregunta habitual de un médico al padre luego de ver al paciente en un estado de excitación y antes de conocer los estudios realizados que dieron cuenta de la herida de arma de fuego que tenía. 

“En virtud a los hechos ocurridos, hemos iniciado una investigación interna que va más allá de la que inició el Juez (César Yaya). Esta investigación está orientada a la parte administrativa, para saber exactamente cuáles fueron las medidas que se tomaron y cómo actuó el personal en este caso y todos los que actuaron esa noche”, señaló.


 


Respecto a las versiones que sostenían que desde el nosocomio pensaban que Guido estaba bajo los efectos de alguna sustancia tóxica, el funcionario aclaró que eso surgió tras la pregunta habitual de un médico al padre luego de ver al paciente en un estado de excitación y antes de conocer los estudios realizados. “Esa es una pregunta que como médicos todos hacemos, porque el chico estaba con mucho barro y en condiciones que no sabían qué tenía, entonces ante esa situación y al ver que estaba tan excitado, que después se supo que era producto del shock al que estaba sometido por el disparo que recibió, se le preguntó al papá si estaba intoxicado”, explicó.


 


Agregó que es muy difícil dar un diagnóstico preciso en cinco minutos, por eso, una vez que se detectó que tenía una herida de bala inmediatamente desde la guardia del Hospital Escuela se dio aviso a la Policía. “En este caso, el personal actuó con la premura necesaria”, indicó.


 


En este contexto, insistió en que “con el máximo de los respetos hacia la causa que se está investigando, desde el Hospital Escuela y desde el Ministerio de Salud Pública, vamos a colaborar en todo lo que corresponda así como hemos entregado a la Justicia todos los elementos provisorios del trabajo realizado”.



Además, reiteró que de acuerdo a lo que establecido en prima facie, el joven ingresa al servicio de emergencia del nosocomio con su padre y en ese momento nadie tenía conocimiento de que esté herido de bala. Este dato surge luego del examen médico realizado, y en ese momento el personal del hospital da aviso del caso a la Policía. Y proceden a la intervención quirúrgica.


 


El funcionario aclaró que son “extremadamente” respetuosos con las actuaciones que se vienen llevando adelante y que por lo tanto no puede decir si las acciones que se concretaron en el caso estuvieron “bien o mal”, debido a que como conductor de la institución prefiere mantener respeto con la actividad del Juez y no emitir opinión hasta que cuente con las actuaciones judiciales.


 


 “Cuando terminemos nuestro informe pormenorizado del tema vamos a brindárselo a la comunidad para que conozca lo trabajado. Tengo un acabado conocimiento del caso. Asimismo, tenemos acceso a las historias clínicas pero a veces el médico realiza una actuación posterior y mientras interviene no puede estar anotando lo que hace”, comentó Herrera Ahuad.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas