SEGUINOS

POSADAS

Caso Nozzi: dieron de baja a la querella por ausentarse al juicio

Ningún familiar del empresario fallecido asistió ayer al inicio del juicio por el crimen. Los estudios de ADN y un puñado de testimonios, definirán el futuro de los imputados. Se espera que declaren dos policías federales que estaban en el yate la noche que irrumpió Prefectura.

Arrancó ayer y luego de 7 años de demora el juicio oral y público, por el crimen de productor televisivo Claudio Javier Nozzi con datos llamativos, como la ausencia de la parte querellante tanto la madre de la víctima, como el abogado y la comparecencia de sólo 4 de los 10 testigos citados. Como era previsible tanto Raúl Luis Menocchio como Luis Ramírez, ambos acusados de “homicidio doblemente calificado”, se abstuvieron de declarar.
 
Bajo una torrencial lluvia y con una fuerte custodia Penitenciaria, Menocchio y Ramírez llegaron hasta el edificio “Patono”, ubicado por calle Plácido Martínez frente al puerto correntino para afrontar el juicio oral por la desaparición y homicidio del cineasta.
 
Iniciado el acto, los miembros del tribunal se encontraron con la novedad que el abogado Carlos Eduardo Berneso, parte patrocinante por la querella no se encontraba en la sala, por lo que sin dudarlo los miembros del cuerpo, compuestos por los jueces Cinthia Godoy Prats, Roberto Mendíaz y Rafael Escarlón le aplicaron el Artículo 94 del código penal, en el cual se lo tiene por desistido de toda acción civil y penal, aunque continuará al frente del ministerio público el fiscal de cámara por la parte acusatoria el doctor Carlos Lértora.
 
La primera jornada de debates duró algo así como 4 horas, sólo dos de ellas utilizadas para la lectura de la instrucción y la elevación a juicio realizada por el fiscal y una hora más, y en detalle el grado de acusaciones y las pruebas en contra de los acusados.
 
De los 10 testigos citados a declarar, sólo 4 prestaron testimonios y sin dudas el más relevante fue el del capitán Astorga, quien acompañó a Nozzi y toda su comitiva, desde Buenos Aires hasta Corrientes y de allí comandó el yate TRASULAG II hasta una zona de islas cercanas a la costa de la localidad de Itatí.
 
Astorga relató con lujo de detalles, todo el viaje y los pormenores del mismo, sin entrar en contradicciones con su testimonio inicial.
 
La estrategia defensiva y como era de esperarse aconsejó a los dos imputados abstenerse de declarar, dado que seguramente se esperará el avance del juicio para ir analizando los testimonios que surjan en los debates. “Ellos pueden declarar durante el juicio o bien aclarar, en cuanto vayan surgiendo algunas dudas, como parte de su estrategia defensiva”, sostuvo Ernesto “Tito” González, abogado patrocinante del “gusano” Menocchio en este caso. “Hay que aclarar que ambos están acusados bajo la carátula de ‘homicidio doblemente calificado, por ensañamiento y alevosía‘, tal como se describió en la elevación a juicio, pero el fiscal deberá sostener esas pruebas en el debate. Por ahora no vamos a agregar nada más”, dijo ayer en forma muy cautelosa González.
 
Quizás esta aseveración tenga que ver con que por ahora no está probado científicamente que el cadáver hallado amarrado a un ancla, con 5 balazo, putrefacto y casi irreconocible sea realmente el de Claudio Javier Nozzi. De hecho, el único reconocimiento que se hizo fue el de la madre de la víctima y por un tatuaje que el cineasta tenía. Pero los 4 estudios de ADN dieron negativo para el presunto cadáver de Nozzi hallado en el Paraná. En los próximos días llamarían a declarar al Prefecto Bruno Koplin, por entonces jefe de prefectura en la zona y a dos policías federales que estuvieron en el TRASULAG II, cuando irrumpió la comitiva de la Prefectura Naval y que investigaban la desaparición del empresario. (Diario Epoca)



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas