SEGUINOS

POSADAS

Caso Pauluk: testigo ratificó su declaración pero dejó muchas dudas

El hombre que aseguró haber visto a “Ketón” Miranda en la escena del crimen en la mañana del 10 de abril de 2009, admitió que estaba alcoholizado y no vio estacionado el automóvil en el que horas después fue hallado el cadáver del ingeniero Javier Pauluk. En su extensa testimonial, dijo haber visto en la escena del crimen a “Ketón”, caminando por la calle Catamarca, mientras guardaba un guante negro en el bolsillo de su pantalón capri. Además, observó que en esas circunstancias escondía en su cintura un revólver y se alejaba rápidamente del lugar.

La nueva pista aportada por la Policía aparece cada vez más desdibujada. Más dudas que certezas. Eso dejó la declaración judicial de un vendedor de pescados que aseguró haber visto en la escena del crimen del ingeniero Javier Pauluk, a “Ketón” Miranda escondiendo en su cintura un revólver y alejándose rápidamente del lugar.



El hombre llegó casi dos horas después de lo previsto al Juzgado de Instrucción 1 y antes de declarar mantuvo una extensa charla con el abogado Ricardo de la Cruz Rodríguez. “Fue por sugerencia de mi hermana”, explicó luego ante el juez Marcelo Cardozo.



En su extensa testimonial, el hombre dijo recordar la fecha porque “el 10 de abril cumplen años mis dos hijas y estuvimos toda la madrugada festejando. Comimos y tomé cervezas”. Relató que cerca de las 6.00 abordó un colectivo de la línea 27 para ir al centro de la ciudad y contactarse con un ingeniero de apellido Vega para pedirle dinero porque había desmejorado la salud de su esposa, que es diabética y padece tuberculosis.



El testigo indicó que bajó sobre la calle Buenos Aires casi Catamarca. En esas circunstancias observó que “Ketón” caminaba por la calle Catamarca rápidamente mientras guardaba un guante negro en el bolsillo de su pantalón capri. Al llegar junto al hombre, al que conoce del barrio A3-2, le advirtió: “vos, negro, no vayas a decir nada porque sabés lo que te va a pasar”, tras lo cual se alejó hacia el Oeste. “Parecía que estaba borracho o drogado”, explicó el hombre.



Según señaló, el encuentro se produjo entre las 6.00 y 7.00 de la mañana “cuando estaba amaneciendo”. Tras este incidente, caminó hasta la casa del ingeniero, donde fue atendido por la empleada, ya que el hombre no estaba. Curiosamente, el flamante testigo no vio estacionado sobre la calle Catamarca el VW Gol Country en el que apareció horas después el cadáver del ingeniero con cuatro balazos.



Sobre el motivo de su demora en aportar el dato, explicó que “sentí lástima al ver por un canal a la mamá del muchacho pidiendo a la gente que colaborara con cualquier dato para poder detener a los asesinos de su hijo”. Y agregó que “era la tercera vez que la veía a la señora. Entonces lo llamé al subcomisario Segovia, de la Seccional 13, porque lo conozco desde chiquito, y le dije que tenía algo para contarlo. Vino a buscarme con el comisario Zenón Cabrera y me tomaron la declaración”, relató. Sin embargo, admitió que firmó esa declaración sin leerla previamente.
El hombre dijo que se mudó a la casa de su madre “porque van a creer que yo los mandé al frente y lo único que hice fue decirle a la Policía que Ketón estaba en ese lugar el día en que mataron al ingeniero”.



Y aportó un dato curioso: su declaración ante la Policía se produjo un día después que mantuviera una pelea con Ketón, a quien acusaba de haberle robado una garrafa y un reproductor de DVD a su hija. “Vino armado con un machete, me desafió y yo salí con un cuchillo, pero no pasó nada porque nos separaron”, señaló.



Ahora el juez Cardozo podría ordenar nuevas medidas de prueba, entre ellas la declaración de la empleada del ingeniero Vega, para saber si efectivamente ese día el testigo llegó a la casa; y pedir un informe a la empresa Don Casimiro para conocer el horario en que esa mañana llegó al microcentro el colectivo de la línea 27.



Mientras, “Ketón” continúa privado de su libertad, mientras que “Piojo” Rodas y “Matute” Rivero fueron dejados en libertad por falta de pruebas.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas