SEGUINOS

POSADAS

Cayó por molestar a los vecinos y terminó condenado por robo

Un joven que junto a otras cuatro personas cometió un robo en un departamento de Villa Cabello, de Posadas, en la madrugada del 29 de septiembre de 2006, fue apresado hora después por molestar a los vecinos y allí descubrieron que tenía en su poder parte de lo sustraído. Ahora el muchacho admitió su responsabilidad en el hecho y fue condenado a un año de prisión en suspenso.

La sentencia recayó sobre Carlos Gaspar Thone (24) y fue dictada por el Tribunal Penal 1 de Posadas.



Pasadas las 4.00 del 29 de septiembre de 2006, un vecino de la Chacra 154 avisó a la Policía que estaban desvalijando una vivienda. Un patrullero llegó al lugar pero no pudo impedir que los ladrones escaparan por los pasillos, dejando abandonada una mochila con algunos objetos malhabidos.



El robo lo habían cometido en la casa de Rolando Osorio, quien descansaba y no se percató de la presencia de los malvivientes. El hombre notó el robo de tres pantalones de jean, una remera, 30 discos compactos, dos cuchillos, un celular y una billetera con 27 pesos.



Ese mismo día pero a las 18, la Policía fue alertada sobre dos jóvenes que en estado de ebriedad provocaban a los vecinos. La Policía llegó al lugar y los aprehendió, constatándose en la comisaría que Thone tenía en su poder el celular de Osorio y 23 pesos.



Los cómplices de Thone, identificados por los alias de Porteñito, Pingui, Flaco y Ernesto, nunca fueron apresados por la Policía.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas