SEGUINOS

POSADAS

Celeridad, base de datos, cruce de información, todos en la búsqueda de los menores extraviados

Misiones tiene en vigencia desde agosto del 2011, el Registro de Menores Extraviados, que articula su información con el Registro Nacional, que centralizad toda la información del país. Ambos funcionan en la esfera de las carteras de Derechos Humanos. En la edición Nº 123 del Semanario /6p se analiza el sistema en vigencia para hallar a los chicos perdidos.

Se trata de una de las áreas más sensibles, en la que también existen articulaciones internacionales de prestigiosas instituciones como por ejemplo Missing Children de activa participación en la búsqueda de niños y acompañamiento de los padres.

No debe existir mayor angustia para padres amorosos que extraviar a un hijo pequeñito. O afrontar la fuga que suelen protagonizar en la adolescencia cuando está en formación la personalidad y los desafíos que afrontan son todo “un mundo”.

Pero además en esta problemática la contratara de la travesura infantil o adolescente está el flagelo del tráfico de niños. Desde la venta de bebés recién nacidos a la sustracción de pequeños, de adolescentes para la explotación sexual o laboral. Un flagelo que afecta a todo el mundo, a América latina y que también golpeaba y muy duramente a Misiones, hasta que el Gobierno de la Provincia decidiera hacerle frente. Poniendo la cuestión al topo de la agenda pública y sancionando legislación específica.

La ley provincial que crea, justamente, el Registro Provincial de Información de Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes Extraviados, formó parte de ese conjunto de normas y empezó a echar luz sobre un área de la que sólo se tenía noticia por esporádicas informaciones policiales. Más aún, años atrás Canal 6 se preguntaba si el minucioso trabajo informativo de la Unidad Regional II de la Policía de Misiones, con sede en Oberá reportando la mayor cantidad de niños extraviados respondía a la calidad de la tarea comunicacional o al hecho de que era ésa la zona con mayor cantidad de niños perdidos por causas no determinadas.

Justamente éste es el planteo que también se propone responder Marina Rojas, quien se encuentra a cargo del Registro Provincial, según señaló en una entrevista exclusiva con el Canal. “No sabemos todavía si los informes que tenemos de algunas ciudades de la Provincia son porque simplemente se denuncian allí y no en otros lugares o realmente responden a una determinada realidad”, puntualizó.

En este sentido dijo que “en lo que va del año, tenemos 22 menores desaparecidos, según los informes recibidos de la Policía de la Provincia y los Juzgados intervinientes”. Y esos informes remiten a niños de Posadas, Oberá, San Vicente y Eldorado.


“Nuestra ley se sancionó en el 2009 y se reglamentó en el 2010, cuando empezamos a dar los primeros pasos. Hemos ido aprendiendo en el día a día”, puntualizó. Para advertir que la búsqueda está a cargo de la Policía, de las demás fuerzas de seguridad que actúan en la Provincia y hasta de organismos como la Dirección Nacional de Migraciones a través de sus Delegaciones en Misiones.


Pero observa que todavía falta muco por hacer de éste un mecanismo debidamente articulad, porque no siempre los padres informan del regreso al hogar de los niños o adolescentes. “Todavía necesitamos ajustar el Registro. Tenemos que hacer conocer los mecanismos de que se disponen en la búsqueda de los menores extraviados. Nos preguntamos, por ejemplo, si acaso en los lugares más alejados las personas saben a donde recurrir”.

Rojas opina que desde el Registro deben ir a los localidades del interior, informar. “Por ejemplo tenemos el 0800-777-6466, al que cualquiera puede recurrir a hacer la denuncia. Además pedimos a padres y familiares que nos acerquen fotografías para identificar alos niños. Eso ayuda mucho”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas