SEGUINOS

POSADAS

Cementerio La Piedad: se realizaron casi 2.300 traslados desde abril del 2016 y prevén 1.500 más hasta diciembre

En entrevista exclusiva con /6d, el administrador de Entes Descentralizados de la Municipalidad, Alberto Penayo, aseguró que al iniciar su gestión el cementerio estaba “colapsado y en una situación sombría,” por lo que el intendente decidió aplicar una ordenanza que existe desde 1982, que consiste en el traslado de los cuerpos a nichos luego de un tiempo determinado, con el fin de recuperar espacio en tierra para los nuevos fallecidos. “La ordenanza es clara y hay que cumplirla. Es la única manera de recuperar el camposanto”, precisó.

Actualmente hay 34.000 cuerpos descansado en el cementerio, lo que es un número “preocupante”, debido  a que la capacidad no da abasto. “Hay sectores donde hay varios cuerpos enterrados en un espacio pequeño, eso no puede ser. Es una desorganización total”, aseveró.  

Respecto a la aplicación de la ordenanza que despertó el repudio de algunos concejales posadeños, Penayo indicó que “la gente ha madurado y no se toma a mal la situación. Algunos políticos deberían imitarlos y madurar también. Se quejan de algo que ellos tienen el poder cambiar como ediles, nuestra obligación es hacer cumplir lo que está escrito y aprobado”.

Antes de exhumar los cuerpos para juntar los restos y llevarlos a una urna, se avisa con seis meses de anticipación a los deudos para que tengan tiempo de asimilar la situación. “Sabemos que este proceso hace revivir a las personas recuerdos dolorosos. Tratamos la situación con mucho cuidado y tenemos muy en cuenta el factor sentimental”, aclaró.

El artículo 22 de la ordenanza establece que el periodo de arrendamiento, que es el alquiler de la sepultura en tierra, es de cinco años con opción a diez; en caso del nicho pared son diez años con opción a quince y en panteones de 50 con opción a otros 50.

La urna que se utiliza para poner los restos son elegidos por los familiares. Luego se las lleva a nichos para que continúen descansando. “Tenemos previstos construir 10.000 nichos más. Queremos que el cementerio crezca para arriba y recuperar espacio del camposanto con el objetivo de ordenarnos para los nuevos ingresos”, resaltó.

La construcción de un nuevo cementerio y las inhumaciones diarias en La Piedad

Respecto al tema, Penayo reconoció que el intendente de Posadas, Joaquín Losada, al principio de su gestión, pensó en la idea de adquirir un nuevo espacio para montar un nuevo camposanto, pero al ver la ordenanza desistió de hacerlo y empezó a pensar en reordenar La Piedad.

“Aplicando la ordenanza podemos recuperar varios espacios para enterrar cuerpos. No es necesario hacer otro cementerio como piden algunos concejales que no te tomaron el trabajo de informarse de lo que estamos haciendo”, insistió.  

Además, afirmó que por día hay entre siete y diez entierros, una cifra “considerablemente alta”. En ese sentido, dijo que “durante el 2016 tuvimos más de 2.000 ingresos en el cementerio, hay que tener en cuenta esas cifras para mirar a futuro y ver qué hacer”, acentuó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas