SEGUINOS

POSADAS

Censo de tareferos visibiliza con dato cierto una situación conocida por todos, dice Gortari

El rector de la Universidad Nacional de Misiones, Javier Gortari, observó que el censo para conocer la cantidad de personas que se dedican a la cosecha de la yerba mate en la provincia aún no se completó. La Unam llegó a relevar casi 5 mil tareferos, lo que significa una población alrededor de ese trabajador de casi 17 mil personas. El trabajo se llevó a cabo en el corredor de la ruta nacional 12, desde Jardín América a Montecarlo y también en la zona de Comandante Andresito. Queda por registrar toda la zona Centro. “Lo que sí quedó en evidencia es algo que todos suponemos pero que ahora tiene el rigor del dato estadístico es la condición de vida compleja, difícil, en la cual realiza su actividad”, comentó.

Gortari recordó que esta situación no es de ahora sino de hace cien años, desde que se viene cultivando yerba mate en Misiones. “Creo que lo más importante de todo esto que está ocurriendo es la visibilización, por primera vez en los últimos años aparece como una cuestión relevante la situación de los tareferos”, afirmó.



No obstante, el magister destacó que hay acción del Estado, tanto provincial como nacional para hacer inspecciones, denunciar situaciones graves y generar políticas para ir resolviéndolas. En este sentido, sostuvo que hay un proyecto sobre el que está trabajando el Ministerio de Trabajo, de Misiones y de la Nación, que es la norma de corresponsabilidad gremial que le permitiría a los tareferos que trabajan “en negro” poder registrarse y tener acceso a la obra social, entre otros beneficios.



El Rector de la Unam describió que la tarea que llevan adelante las personas que realizan la cosecha de la yerba mate “es un trabajo esclavo”. “Trabajan sin baños, sin cocina, sin casa, viven debajo de una carpa, las herramientas la tienen que poner ellos y después se las descuentan de su cosecha, el traslado de la gente se hace en transportes muy precarios. Y después las condiciones de vida en su propia casa. El 60 por ciento tiene como servicio de baño la letrina, lo que está marcando la falta de acceso a los servicios básicos. Además, el principal combustible utilizar para preparar la comida es la leña”, comentó.



De acuerdo con su estimación, el relevamiento avanzará a partir de octubre cuando termine la zafra gruesa.




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas