SEGUINOS

NACIONALES

Chango Spasiuk: el desafío de Pino Europeo y las ganas de hacer conciertos en Posadas

Son algunas de las alternativas del referente misionero para este 2018, según el propio Chango Spasiuk contó a C6Digital en una entrevista telefónica. En  la que también dio cuenta de la emoción de participar en la última edición del Festival de Cosquín con Los Nuñez y las Hermanas Vera. “Es una experiencia que tratamos de repetir siempre que podemos. En esta ocasión además, fue muy especial por el homenaje al centenario de Cocomarola, un músico que no es solo regional, sino un compositor muy importante de la música popular argentina”.

Al mismo tiempo admite que fue muy especial su reciente casamiento con la esposa con quien forma una familia desde hace años y con quien tiene dos niñas: Vera, de 5 años y Juana de 2. “Me pareció muy especial esa foto en la que salíamos del Registro Civil y la subí a Instagram porque me parecía que lo tenía que ver la gente que se relaciona conmigo de forma muy respetuosa, pero también fraternal, como con un vecino”.

Y dice que define a la música como su vida: “empecé a tocar a los 10 años y me falta sólo uno para cumplir 50. Me siento cómodo con lo que hago y en paz, lo que no es poca cosa. Sigo planteándome desafíos, mi centro de gravedad sigue siendo el acordeón y la música regional. Pero siempre estoy pensando nuevas formas y nuevas herramientas con las que me puedo relacionar. Esto me mantiene ágil y flexible. Es una actitud que tengo con la música y trato de tenerla también en la vida, incorporando nuevas miradas que enriquezcan la mía”.

Relata también que con el productor conocido como Chancha Vía Circuito, uno de los referentes de la escena digital folklórica y célebre en el mundo de las series a partir de su participación en Breaking Bad con su remix de “Quimey Neuquén popularizada por José Larralde, trabaja en el proyecto Pino Europeo. “Hacemos una canción por mes y la subimos a las plataformas digitales. Pienso que para septiembre ya tendremos para hacer el disco en su formato tradicional”.

Y da cuenta que se trata de incorporar la música electrónica a su obra de hace 20 años que contenía polcas y shotis. Es decir una música del siglo XX vinculada con un mundo sonoro del siglo XXI.

Dice que estos procesos creativos “me mantienen activo, también porque tengo hijos pequeños”. Pero que, además “me quedé con las ganas de tocar en Posadas. La última vez estaba por presentarme en Tecnópolis pero llovió y el concierto se levantó. Tengo dos proyectos antiguos de por lo menos un ciclo de 2 conciertos en Posadas: la mitad del disco que grabé con orquesta en el Colón, nunca la hice en Posadas, tampoco presenté otras músicas allí. Y quiero hacerlo”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas