SEGUINOS

POSADAS

Chocó y huyó, pero igual terminó preso

Un hombre que conducía alcoholizado su automóvil, chocó frontalmente con otro vehículo en la avenida Cocomarola, tras lo cual abandonó el coche y se dio a la fuga. Un rato más tarde la Policía lo detuvo en su casa y los peritos constataron que tenía en sangre una cantidad de alcohol que duplicaba el máximo permitido para conducir.

El hecho ocurrió a las 0.15 en avenida Cocomarola y calle 182. Un Fiat Uno, patente WHU-435, que circulaba hacia el Sur al mando de Claudia Gurula, chocó frontalmente con un Chevrolet Corsa, dominio DLD-649, que se hallaba al mando de Leandro Martín Cortés, quien se dirigía hacia el centro de la ciudad.
Tras el impacto -los autos terminaron con serios daños- Cortes descendió de su Corsa y se alejó del lugar, aunque luego fue aprehendido en el barrio A-4, donde reside. La prueba de alcoholemia reveló que tenía 0,96 gramos de alcohol por litro de sangre, cantidad que supera el límite establecido para conducir, que es de 0,5 gramos.
Voceros de la Policía dijeron que la conductora del Fiat y sus dos acompañantes recibieron atención ambulatoria en el Centro de Atención Primaria de la Salud 23, donde se constató que sólo sufrieron algunos golpes.
La Policía secuestró el auto de Cortés y personal de Tránsito labró el acta correspondiente por conducir en estado de ebriedad.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas