SEGUINOS

POSADAS

Claroscuros de la transformación de la Zona Baja en el nuevo complejo comercial de Buena Vista

“Está demasiado lindo de este lado, es una zona seca. Estamos conformes por el lugar”, relata uno de los comerciantes relocalizados de la Zona Baja de Encarnación hacia el nuevo complejo comercial que, paralelo a la avenida Irrazábal, se ubica en una zona más alta denominada Buena Vista. No es sin embargo la única cara de la profunda transformación que está experimentando la capital del departamento de Itapúa. Todavía en la Zona Baja hay comerciantes que resisten el avance de las aguas porque quieren ser indemnizados por la Entidad Binacional Yacyretá. Claro que admiten también que hubo y hay muchos “avivados” que llegaron a último momento para ver si les correspondía algo de los recursos que la Eby asignaba al proceso de reubicación.

Algunas de las personas que todavía está en los precarios locales de la Zona Baja, con mercadería, para obligar a que la Entidad los escuche, aseguran que hace desde 13 a 40 años que están en el lugar y no han sido atendidos como creen que sería justo. Acusan a cámara abierta o en declaraciones con cámara oculta, que hubo muchos “avivados”. Una señora que anotó a sus cuatro hijos como propietarios de precarias viviendas y obtuvo otras tantas casas. Gente que “llegó en diciembre y ya fueron ubicados”. Unos jóvenes que levantaron una carpa dicen que quieren ser indemnizados, porque ya les dieron casas pero con la suba de las aguas no van a poder seguir trabajando en lo único que saben hacer: lavar autos.


 


Otra realidad se vive en el nuevo complejo comercial. Allí los comerciantes ya ubicados albergan esperanzas de que, en muy corto plazo, los clientes que llegan después de cruzar el puente San Roque González de Santa Cruz se habitúen al nuevo lugar. “Por acá pasan todos los colectivos, también el Internacional que viene de Posadas. Y nosotros todas las semanas hacemos alguna oferta. Por ejemplo en mercadería que cuesta 30-40 pesos, rebajamos 2 ó 3 pesos”, cuenta un joven que vende zapatos. Otros levantan los carteles de su comercio.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas