SEGUINOS

POSADAS

Clausuran comercios en Posadas, Garupá y Candelaria

Inspectores locales de la DGI, Dirección Regional Posadas, procedieron este jueves a clausurar 15 locales comerciales en Posadas, Garupa y Candelaria. Similar procedimiento llevarona cabo en la localidad correntina de Ituzaingo, debido principalmente a la falta de emisión y entrega de comprobantes a sus clientes. En el transcurso del presente año se han realizado alrededor de 380 clausuras por diversas infracciones.

Las clausuras son el resultado de actuaciones administrativas iniciadas en los operativos habituales destinados a combatir la informalidad tributaria, en donde los agentes fiscales labran actas a los contribuyentes. En consecuencia, los ahora infractores serán sancionados con 1 a 3 días de clausura, en función de la infracción cometida  mas una multa, dependiendo del caso.



Asímismo, advirtieron que en caso de quebrantamiento de una clausura, la ley establece una dura sanción de 30 días de arresto y una nueva sanción por el doble de tiempo.



Las infracciones más detectadas son: la no emisión de comprobantes, falta de exhibición de placa y/o último pago de Monotributo y falta de inscripción en el organismo fiscal.



Los comercios clausurados presentaron algún tipo de infracción al Artículo 40 de la Ley de Procedimiento Tributario. Entre las más habituales se encuentran: no emitir facturas o que las mismas tengan el Código de Autorización de Impresión (CAI) vencido. El CAI es el permiso que la AFIP le otorga a la imprenta para la emisión de facturas.
 
Otras de las infracciones registradas fueron: la emisión de facturas manuales en lugar de hacerlo con el controlador fiscal; no poseer controlador fiscal o no exhibir la constancia de reempadronamiento y no tener a la vista la constancia de inscripción y de pago de monotributista.




Para la AFIP la clausura de un local es la última instancia administrativa. Primero se notifican las irregularidades al comerciante. Después, el contribuyente presenta su justificación y cuenta con un plazo considerable para poner en regla su documentación. Transcurrido ese lapso y luego de analizar los descargos realizados por los contribuyentes y de recorrer el camino legal correspondiente, se procede a la clausura. 




Con estos procedimientos la AFIP intenta modificar la conducta fiscal – sobre todo en lo que respecta a emisión de comprobantes, uso de controladores fiscales y normas de facturación, además de la registración y control de personal. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas