SEGUINOS

POSADAS

Clínicas y sanatorios dice que la situación financiera es “agobiante”

Porque los salarios impactan entre el 60 y el 65 por ciento en los costos y el porcentaje restante que corresponde a insumos, registra aumentos del orden del 40%. Un estudio nacional, avalado por la Facultad de Economía de la Universidad del Nordeste determinó que una cama de internación tiene un costo de 500 pesos por día. Lo que perciben los efectores privados de la salud es 300 pesos, lo que genera un desfasaje que intentan superar mediante negociaciones con el Estado –a través de las carteras sanitarias- y las obras sociales de las Provincias y de los sindicatos. Uno de los dirigentes de Misiones del sector, Luis Aníbal De Haro dijo que no han podido reponerse de la crisis de los años ’80 que llevó a la quiebra a 6-7 clínicas privadas –Modelo, Del Diagnóstico, Lavalle, Del Tórax y Misiones-.

Pero tanto él como Gustavo Mammoni, presidente de la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados, centraron expectativas en las gestiones que se realizan ante organismos del Estado para ser incluidos en la agenda pública, como respecto de las obras sociales provinciales y sindicales.

Mammoni agradeció la hospitalidad de la Federación de Clínicas y Sanatorios de Misiones, que les permitió deliberar en Posadas. “Fue un taller muy importante para ponernos de acuerdo en el costo de nuestras prestaciones. Es decir no vamos a pedir lo que creemos que vale, sino lo que realmente vale”, explicó. E hizo notar que, no obstante, hay diferencias con provincias del Norte argentino. “Porque en Buenos Aires tenemos sueldos de enfermeros de 4.000 pesos, y en Formosa tenemos empleados públicos que son los aportantes de la obra social provincial que ganan entre 1.500 y 2.000 pesos”, ejemplificó.

El dirigente dijo que la realidad es compleja y requiere por lo tanto de acuerdos entre todos los sectores intervinientes, ya que “cuando no tenemos rentabilidad, suspendemos el pago de impuesos y pagamos sueldos. Pero a la larga se va haciendo una enorme bola de deuda, difícil de afrontar. Así que también estamos en negociaciones con la Afip”.

Comentó que “no estamos en la agenda pública, pero al menos se nos han abierto las puertas, inclusive en el Poder Legislativo para analizar el problema que es nacional”.

De Haro, de su parte, consideró bienvenido al Parque de la Salud “que está brindado un muy buen servicio. Inclusive el ministro de Salud Pública (Oscar) Herrera Ahuad ha enviado representantes a nuestra reunión, así como lo ha hecho el Instituto de Previsión Social, con quien también hemos entablado un muy buen relacionamiento a partir de la gestión de la magister Sandra Montiel”.

Pero destacó que el sector privado “no está en condiciones de invertir para ampliar servicios como demanda el crecimiento de la población, por lo que tenemos una faltante de camas importante. Lo que hace que también si cierra alguno de nuestros sanatorios por falta de rentabilidad, la situación se le complique al Parque de la Salud”.

Observó que la principal demanda proviene de la Obra Social del IPS, que tiene 170 mil afiliados y del Pami con algo más de 100 mil. “Como puede verse son dos obras sociales estatales, una de la Provincia y otra de la Nación”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas