SEGUINOS

NACIONALES

Closs apoyó los allanamientos, tras destacar el ordenamiento jurídico y exhortando a defender la política

El senador por Misiones y ex gobernador Maurice Closs expuso en la tarde de este miércoles en la sesión del Senado de la Nación en la que se trató el pedido de allanamiento de tres domicilios de la senadora y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner efectuado por el juez Claudio Bonadío, ocasión en la que destacó el ordenamiento jurídico de la Argentina, sindicándolo como uno de los más restrictivos del mundo y como última reflexión exhortó a la defensa de la política.

 

Hizo notar en esa ocasión que contrariamente a lo que muchos consideran como “invento argentino”, los fueros de los senadores, recordó que “tienen su origen en las monarquías parlamentarias. Porque sabemos que en aquellos regímenes absolutistas el Rey avanzaba y con mucha fuerza sobre todos aquellos que pensaban distinto. Entonces los fueros surgen desde aquellos tiempos para proteger en las monarquías parlamentarias la independencia de criterios de los legisladores”.

Y manifestó que “esto también lo vamos a ver en la extinción de dominio –el otro tema del orden del día- cuando sobrevienen las Revoluciones, la Francesa, la Independencia de Estados Unidos. Luego  también nuestra Constitución. Cuando se le da rango constitucional justamente para proteger el funcionamiento de la política”.

“No caigamos en la lógica de que se junta mucha gente”

Insistió:  “la ley de fueros existe entonces en todos los ordenamientos jurídicos no solo en el argentino. No caigamos en esta lógica de que se junta mucha gente dice que tenemos que renunciar a los fueros o sacar los fueros, porque eso es un privilegio. No pueden estar equivocadas todas las Constituciones del mundo. No pueden porque la historia muestra que la política no es fácil”.

Y puntualiza entonces que “si uno analiza lo que es la legislación de fuero de la República Argentina ve que, casualmente, es una de las más restrictivas que hay en el mundo. Por imperio de esa Ley 25.320 lo que solamente existe es una imposibilidad de avanzar sobre el arresto del legislador. Arresto que es no una excepción sino que rige para todos los argentinos. La prisión preventiva es la excepción, no es la regla.

“Pero en el caso de un legislador justamente para que pueda ejercer sus funciones está prevista esta inmunidad. No de proceso -como bien se ha dicho acá- sino la inmunidad de arresto. En el derecho comparado la inmunidad o los fueros son mucho más extensos. Algunos incluso van más allá del mandato del legislador. Como ocurre por ejemplo con la tutela sindical. En la República Argentina un delegado gremial termina su mandato y tiene por más tiempo su tutela sindical porque se supone que puede ser objeto luego también de persecuciones. Hay otros casos en el derecho comparado y mucho se da esto en los países descentralizados, federales, donde ante una cuestión de un desafuero no van interfiriendo los jueces de la primera instancia va directamente a cámaras superiores o de la suprema corte. Por ejemplo para evitar que en un país federal, en una provincia, se enseña un determinado juez con un determinado legislador”.

Y precisó que hacía estas consideraciones para que “veamos que nuestra legislación lejos está de ser de aquellas más permisivas. Muy por el contrario es una legislación que sale también de un conflicto y que establece criterios muy claros. Ahora bien todo esto termina con un pedido de allanamiento. Entonces uno dice los fueros tienen que ver con la libertad de la persona y yo decía que la libertad es el principio básico constitucional. No porque se nos ocurre a nosotros. Sino cuando solamente corre riesgo en el avance del proceso que hoy está avanzando y avanza para cualquier legislador. Si ocurren tres posibilidades: la primera la posibilidad es cometer delitos, de  en este caso con la cantidad delitos que se imputan en ejercicio una presidencia no hay posibilidad que lo esté cometiendo. La posibilidad de fuga. No he visto nunca a la ex presidenta con voluntad de fugarse y aparece el tercer elemento que es el entorpecimiento del avance de la justicia y entonces uno podría decir. Sí tenemos que permitir en las condiciones de las legislaciones. Ir con autorización de todos nosotros”.

“No es una Argentina fácil”

Más adelante indicó “ la política no es un juego de jardín de infantes. Hay que ver lo que está ocurriendo en el mundo. También tiene que ver con el abordaje de los delitos comunes porque en el juego de la política -que no es el jardín Infante- el poderoso tiene ganas de bandearse de vuelta y de condicionar al que piensa distinto.

“Entonces muchas veces no le está buscando por un delito cometido en la función pública sino por delitos comunes. Hay un caso que lo leí estos días y busqué varias información el de Rafael Correa (ex presidente de Ecuador) que tiene pedido de captura internacional por un delito de tentativa de secuestro. Tentativa de secuestro ocurrido y juzgado en Colombia. Para que veamos cómo se juega fuerte en la política y para que veamos que no nos podemos dejar llevar por masas que a veces piden cosas sin mirar lo que es el derecho comparado.

“Porque esta institución existe para proteger el funcionamiento de la política y de los poderes del Estado así como el pedido de allanamiento necesitan autorización para proteger el funcionamiento de la justicia, nos guste o no nos guste cómo funciona. También el congreso tiene pautas para tener esa protección en Argentina. La Argentina no es un país sencillo en el juego este de la política. Esta es la misma Argentina que fusiló a (Santiago de) Liniers después de haber sido el héroe de la defensa ante las Invasiones Inglesas. La misma Argentina que hizo desaparecer a (Mariano) Moreno en el Atlántico. La misma que fusiló a (Manuel) Dorrego. Es la misma de unitarios federales. La de la muerte de (Juan José De ) Urquiza. La misma que dijo barbaridades y metió preso a Hipólito Yrigoyen. La misma Argentina que dejó 18 años afuera en el exilio a (Juan Domingo) Perón no es un Argentina fácil y es una Argentina que merece que tengamos instituciones que dejen funcionar a la justicia pero también cuidar el funcionamiento de la política”.

 

 

Descargar Semanario Seis Páginas