SEGUINOS

POSADAS

Closs convocó a la prudencia y dijo que es necesario un diálogo político y social

Tras reiterar que este año será “complejo”. El gobernador Maurice Closs explicó que no estaba convocando de manera directa para reuniones determinadas, pero sí que estaba dispuesto a explicar la situación de la provincia a cuantos dirigentes políticos o sociales quieran hablar con él. Dijo haber recibido una conceptuosa nota de la Cámara de Comercio de Posadas, que no le pide audiencia, lo que no quita que puedan agendar un encuentro si así lo desean sus integrantes.

Hizo notar y mostró documentación, que la decisión de aumentar impuestos provinciales fue una forma de anticiparse a la complejidad planteada ahora por la devaluación, de forma de mantener la provincia en paz y crecimiento. “No es simpático tomar la decisión de aumentar impuestos, pero debe hacerse para el bien del conjunto”, precisó.
Indicó que los recursos de los que puede disponer están integrados por la coparticipación federal, que son 650 millones de pesos; impuestos provinciales recaudados por Rentas 230 millones, lo que hace un total de 880 millones. Los compromisos del Estado son: 470 millones de pesos para sueldos; 120-130 para obra pública; 70 en gastos de funcionamiento; 45 en fideicomisos; 70-80 millones en coparticipación provincial (municipios). “Hay un déficit que de 10 millones que se cubre con los 10 millones del Fondo de la Soja. En resumen, empate”. 
Manifestó que nadie puede negar que “Misiones ha crecido en población, infraestructura, comercio, industria, turismo, salud, educación. Por eso mi deber, para eso me votaron y me pagan, mantener esta situación de paz y crecimiento”.
En cuanto a paritarias manifestó que el Gobierno de la Nación debe “dar una pauta para los salarios estatales y para los privados”. Habló de la retención de unos 3.500-4.000 millones de dólares que están realizando los exportadores al no liquidar lo vendido en el 2013, y ahora se vienen las ventas del 2014. Indicó que los exportadores directamente le habían “mentido” al Banco Central diciéndole que si se devaluaba liquidaban los dólares retenidos, algo que no hicieron. Pero dijo que para enfrentar la situación el Gobierno nacional debe convocar a un diálogo social y político”.
Había señalado que hubo un “abuso” en el pago de la deuda externa con reservas del Banco Central, las que también cayeron por la importación de energía. “Este (por el de la energía) es un debate que nos tenemos que dar” y consideró que la solución en materia de pago de deuda es “de manual”. Tomar crédito”. Dijo que entre 14 y 15 Provincias, entre ellas la Ciudad de Buenos Aires tomaron deuda para funcionar, un día antes de la devaluación, lo que significa que la deuda tuvo un crecimiento del 20%.
Habló entonces de Misiones y dijo que “no se tomó deuda”. Al contrario la deuda que se heredó de los ’90 se fue reduciendo en términos reales. “Llegó a ser el equivalente a dos Presupuesto y medio. Hoy es un 20% del Presupuesto”. Consignó que “aquí debemos agradecer a la Nación que nos permitió transformarla en pesos” y constituirse en el acreedor en lugar de los Bancos.
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas