SEGUINOS

POSADAS

Closs: el Estado debe saber que mantener los subsidios ya no suma más

El gobernador Maurice Closs realizó declaraciones al diario porteño La Nación -el mismo que lo cuestionó por disponer presuntamente de una partida de 24 millones de pesos anuales en gastos reservados, lo que luego fue desmentido por el mandatario vía twitter-. En la nota -donde curiosamente el medio de los Mitre la publica acompañada por una foto del entrevistado de La Gaceta de Tucumán- el misionero consideró, entre otras expresiones, que se debe volver a discutir la asignación en general de los recursos. Recordó que cuando asumió, en 2007, le debía a la Nación 3.500 millones de pesos. “Hoy la provincia debe 2600 millones. Provocamos un fenomenal desendeudamiento, con ayuda de la Nación. Si bien es cierto que mejoramos eso y también los índices de mortalidad infantil, inclusión escolar y la cobertura de prestaciones, el problema ahora es que mes a mes no nos está alcanzando la plata”.

La entrevista publicada en La Nación
El gobernador oficialista de Misiones alerta sobre el déficit de las provincias y pide cambios económicos; elogia a Scioli y destaca la construcción política de Massa
Está obsesionado con los números y se nota. Hilvana las más diversas cifras: cuenta que le debe a la Nación el equivalente a 900 millones de kilos de hoja verde; masculla porque tiene la “peor” coparticipación per cápita del país -el 40% que la de Chaco, dice- y cita el precio del pasaje del colectivo en Asunción, Paraguay, antes de sugerir un recorte de subsidios. Vehemente, el gobernador misionero Maurice Closs refleja el espíritu que también envuelve a sus colegas: le preocupa el rumbo económico y pide retoques al modelo.
-La mayoría de las provincias arrastra dificultades financieras.
 ¿Hay mala gestión de los gobernadores o un problema estructural de recursos?
-Hay que volver a discutir la asignación en general de los recursos. Mire: cuando asumí, en 2007, le debía a la Nación 3500 millones de pesos. Hoy la provincia debe 2600 millones. Provocamos un fenomenal desendeudamiento, con ayuda de la Nación. Si bien es cierto que mejoramos eso y también los índices de mortalidad infantil, inclusión escolar y la cobertura de prestaciones, el problema ahora es que mes a mes no nos está alcanzando la plata.
-¿A qué lo atribuye?
-A que creció el gasto, básicamente la masa salarial, y los ingresos no están acompañando este ritmo.
-¿Esa situación la resuelve el gobernador o necesita de medidas de la Casa Rosada?
-Yo hice los deberes con los gastos y fui, una vez más, por una presión impositiva dura para Misiones. En 2014 necesito una asistencia bilateral adicional para mantener el equilibrio. No le sirve a la Nación tener provincias fundidas.
-¿Habló de esto con Kicillof?
-Con todos hablé, y me han ayudado a cubrir parte del aguinaldo. Éste es mi primer año, de una gestión de seis años, claramente con déficit.
-¿Cuál es la principal luz de alarma en la economía?
-Las reservas del Central. Éste es un Estado con fuerte presencia y necesita evitar que sigan cayendo.
-¿Y la inflación?
-En segundo plano. El país tuvo un tiempo de crecimiento con sesgo inflacionario, la gente recibía aumento de salario, las provincias recaudaban lo suficiente, y se crecía y acumulaba superávit fiscal y comercial. Subían las reservas y no era grave tener dos dígitos de inflación.
-¿Cómo se resuelve?
-Con más exportaciones. Y se debe exportar aun cuando algún precio en el mercado interno tenga que subir. Misiones sufre, por ejemplo, la suspensión de exportación de harina. Y usted dirá ¿qué tiene que ver si la provincia no tiene un solo molino? Somos el lugar de paso, hay depósitos, despachantes, changarines, mucha gente que vivía del negocio. Como también dejamos de exportar carne al mundo para que haya carne barata en la Argentina. ¿Sabe cuánto vale un kilo de picaña en Brasil?
-¿Cuánto?
-90 reales, que son unos 370 pesos al tipo de cambio blue. Y un boleto de colectivo urbano en Asunción cuesta 6 pesos, con unos colectivos que si tuvieran que andar en Buenos Aires o en Posadas, no se subiría nadie. Eso lo tiene que saber el argentino. Y el Estado también tiene que saber que mantener estos niveles de subsidio ya no suma más. En definitiva, termina generando déficit, quizás una plata que va a los subsidios podría venir a las provincias. Yo estoy cansado de que se subsidie la luz, el gas y el subte en Capital.
-Pero usted pide cambios que el Gobierno siempre receló.
-Cada vez que el Gobierno también quiso bajar los subsidios o tocar algún precio, los medios y la oposición salieron a pegar. Ése es el problema: éste es un país donde siempre te encuentran el defecto.
-También es cierto que cuando la Presidenta quiere avanzar con una medida, no repara en lo que dicen los medios.
-Ya dije lo que habría que hacer.
-¿Cómo impacta la ausencia, por lo menos pública, de la Presidenta?
-Se quedó afuera del Gobierno unos días por prescripción médica y también tiene derecho a tomarse un descanso y a pasar las Fiestas con su familia. Hoy está al frente, atendiendo en la quinta de Olivos y en la Casa Rosada.
-¿Habló con ella últimamente?
-No.
-¿Scioli es el mejor candidato del oficialismo?
-Es un buen candidato, no sólo porque es el gobernador de la principal provincia, sino porque tiene inserción nacional y un carisma especial. Es el camino más corto, no digo que sea el de éxito seguro.
-¿Ve alguna otra opción?
-Si Capitanich hace una buena gestión, es un aspirante concreto.
-Massa está armando un frente con peronistas y radicales, una especie de transversalidad que intentó Néstor Kirchner.
-[Interrumpe] Igual a lo que hicimos nosotros en Misiones. Y tiene el mismo nombre.
-¿Lo va a denunciar por plagio?
-[Se ríe] ¡El copyright!
-¿Qué le parece esa forma de construcción?
-Siempre digo que tenemos que tener la capacidad de abrirnos. Si el Gobierno se encierra en el peronismo, se va a achicar y no va a tener un buen resultado.
-¿Hablaría con Massa?
-No, no… La palabra, el diálogo, es algo fundamental. Lo conozco, somos de la misma generación, pero en este momento soy de los que creen que dentro de este espacio tenemos que encontrar la continuidad hacia 2015.
-¿Massa es un buen candidato?
-Sería bueno que haya una PASO con Massa.
-¿Ahí sí podría sumarse?
-Ya di mi respuesta. De los que nos quedamos, tenemos que sacar un candidato.
-Imaginemos que Massa juega por adentro y.
-[Interrumpe] No puedo discutir sobre una hipótesis de algo que difícilmente se haga, sería un alquimista de la política.
POLÉMICA POR LOS GASTOS
Molesto por la controversia que se desató, Maurice Closs aseguró que no dispone de una partida de 24 millones de pesos anuales en gastos reservados. “Eso no está en el presupuesto, como se dijo, y ese rubro no estuvo contemplado nunca en Misiones, ni siquiera en gestiones anteriores”, sostuvo el gobernador.. (La Nación)
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas