SEGUINOS

POSADAS

Closs: no hubo muertes por desnutrición, pero continuará el programa Hambre Cero

El gobernador Maurice Closs dijo que más allá de lo que dicen “medios y sectores de la oposición que parecen esperar la muerte de niños y el fracaso del programa”, con los planes adoptados para asistir a los sectores de población más vulnerables –Plan Nacer, Mamá, Hambre Cero- “empezamos a disminuir en un 20% la mortalidad infantil de un año al otro”-. Explicó que “en el 2009  se murieron de enero a septiembre 253 niños recién nacidos y con un año de edad, mientras que en el mismo lapso, este año fallecieron 206 pequeños”.

Manifestó que aceptaba todo tipo de observaciones y críticas pero al ver que hay algunos medios de prensa de la provincia y de la nación y algunos sectores de la oposición que pretenden asignar las muertes ocurridas al programa Hambre Cero, considera que “tienen poca capacidad para interpretar las cosas y sólo ganas de establecer un titular que presente la idea del caos”.


 


Observó que “si nos animamos a enfrentar estas situaciones es porque existía el problema. Dijimos que había una decisión histórica nacional como la asignación universal por hijo, pero hicimos notar que habría casos en que no llegaría a esas familias y niños que padecen pobreza extrema y entonces salimos a buscarlos. Entedimos que debíamos gobernar de otra manera. Y le anticipamos a la sociedad que nos íbamos a encontrar con la cara más dura de la pobreza y la miseria. Sin embargo cuando ahora aparecen casos extremos de niños que tienen problemas de base es el gobierno el responsable y el programa un fracaso. Nadie da cuenta que se recuperaron 800 niños”, agregó.


 


Manifestó que “los dolorosos y lamentables casos no fueron por desnutrición. En Apóstoles fue un niño que padecía hidrocefalia y en Montecarlo, una niña que ni siquiera tenía documento de identidad. Por obra de una asistente social de la Municipalidad accede a un documento y llega al hospital porque esa asistente la ve muy pálida. En la misma casa se estaba asistiendo a un primito que sí estaba en el programa Hambre Cero”, relató.


 


Closs pidió entonces a la sociedad que “no bajemos los brazos. El Gobierno no lo hará y seguiremos dándole prioridad crítica al Programa, porque además estas muertes están demostrando que el Programa era y es necesario”. Recordó que un asesor de imagen le había sugerido que evitara un plan de este tipo “porque es una apuesta muy dura y vos tenés una muy buena imagen, me dijo. Pero nosotros pensamos en otro Estado y nos animamos a enfrentar un problema del que tampoco se quería hablar porque era muy complicado. Igual lo hicimos y el resultado es medible, hay niños que han recuperado peso, hay niños que regresaron a la escuela, hay niños que ahora tienen documentos de identidad”, enumeró.


 


 


Êrp además hizo notar que “en la década del ’90, cuando gobernaban algunos de los que hoy aparecen como los ma´s duros críticos, la mortalidad infantil era del 33 por mil y el gobierno de la Renovación fue bajando esos indicadores. Hoy la mortalidad infantil es del 12,3 por mil. En el 2009 se murieron 329 chicos de un día a un año, en los 90 morían 1.000 niños por año. Y vamos a seguir trabajando porque queremos llegar a un dígito. En Estados Unidos es del 6,3 por mil y Cuba del 8 por mil”, señaló.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas