SEGUINOS

POSADAS

Closs: “Voy a intentar que el ritmo de obras no pare para que esta provincia siga siendo ejemplo de paz y progreso”

El gobernador Maurice Closs aseguró que en base a una buena administración de recursos económicos, tratará de que Misiones no detenga su ritmo de crecimiento, pese al complejo momento que se vive en la Argentina. “Voy a intentar que el ritmo siga, para que esta provincia siga dando el ejemplo en el país, con paz y con progreso. Hay que administrar los recursos para que no se pare ese ritmo”, destacó desde Aristóbulo del Valle, su ciudad natal, donde inauguró en la mañana del martes 45 viviendas construidas por el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional.

En el acto, realizado en el barrio Boichuk, en la localidad de Aristóbulo del Valle, el mandatario hizo un repaso de la situación económica de la provincia y el país y evaluó que la Nación debe “empezar a mirar que si todos sus estados partes, presentan problemas financieros, algo hay que cambiar en la matriz de distribución o asignación de recursos”, porque “no le sirve al Estado nacional tener problemas en la mayoría de las provincias”. 
Acompañado por el intendente Eldor Hut, el ministro de Gobierno, Jorge Franco y el vicepresidente del Iprodha, José Osvaldo Bonorino, Closs destacó que pese a las turbulencias de los últimos meses, con la merma de recursos, Misiones sigue creciendo y haciendo obras en todo el territorio. 
“Hacemos estos actos pequeños, en contacto con la gente, para inaugurar estas viviendas que a partir de ahora, cada uno de ustedes las van a transformar en su hogar, llenar de vida, esperanza, sueños, ilusiones. Para nosotros esta una de las políticas sociales más importantes, en un tiempo complejo”, expresó el mandatario. 
“En estos tiempos complejos, uno escucha a políticos y medios de prensa opositores, decir que el Gobierno debe parar la obra pública, o hacer menos. Como si fuera que la obra pública es apilar ladrillos sin ton ni son. La obra pública tiene el sentido del progreso y resolver los problemas de una comunidad. Toda la obra pública tiene que ver con el sentido social, no sólo inversión en la casa, sino todos los servicios de un barrio de viviendas”, explicó. 
“Todas las obras las llevamos adelante con muchísimo esfuerzo y con la administración de los recursos, que está cada vez más difícil administrar. Pero tampoco uno  no puede  reconocer que en Misiones llevamos un ritmo de obras y viviendas muy elevados comparados con otras provincias”, aseguró. 
“En tiempos complejos del país, estamos gobernando, tomando decisiones que se traducen en acciones concretas, como las 150 casas que entregamos en lo que va del año, o el hospital de Aristóbulo del Valle, que es un gran desafío y lo queremos culminar antes de que termine mi mandato. Las viviendas son algo trascendental, los opositores dicen que es una solución individual, pero la suma de soluciones individuales, termina siendo una solución comunitaria”, indicó. 
Closs sostuvo que el objetivo de mantener el ritmo de inversiones del Estado tiene que ver con que “la paz sea el valor que domine esta provincia”. “Si una provincia no crece, si no se desarrolla, si no hace viviendas, si no mejora la salud, las escuelas, la paz se termina transformando en una paz de provincias conservadoras. Queremos la paz, pero con crecimiento, progreso, que se note que la provincia va cambiando. Hemos demostrado que puede crecer y crecer en paz”, culminó el mandatario. 
Posteriormente, en declaraciones a la prensa, destacó que “cerramos el año 2013 y arrancamos el 2014 inaugurando viviendas”. “Es una fuerte política social, que tiene en la obra pública uno de sus pilares. Si no construís, si no haces caminos, escuelas, hospitales, o viviendas, no hay desarrollo y las obras públicas son una solución social y comunitaria”, puntualizó.
Sobre la problemática situación económica que vive el país, Closs expresó que “desde 2007 tuvimos que administrar diversas crisis, como la de 2008 y 2009”.
“El problema es que en años anteriores uno advertía que había crecimiento o se recuperaba rápido. Ahora es probable que atraviese un final de mandato complejo, con años de bajo crecimiento. Pero lo vamos a hacer diciendo la verdad de las cosas y estableciendo las prioridades, buscando que nuestra provincia esté en paz, resolviendo los conflictos, sabiendo decir que no en las cosas que no podemos cumplir. Pero la provincia está en marcha, esperanzados y ubicados en el tiempo, analizando lo que nos pasa como país y como provincia. Voy a intentar que el ritmo siga, para que esta provincia siga dando el ejemplo en el país, con paz y con progreso”.
El Gobernador explicó que la refinanciación de la deuda pública con la Nación está cerrada por tres meses. Pero anticipó que “el Gobierno nacional no puede suponer que las provincias pueden pagar la deuda”. 
“La Nación debe empezar a mirar que si sus estados partes, las 23 provincias y la ciudad autónoma de Buenos Aires, todas presentan problemas financieros, algo hay que cambiar en la matriz de distribución o asignación de recursos. No le sirve al Estado nacional tener problemas en la mayoría de las provincias. La Nación si no es la suma de las provincias, no es nada. También hay que decir que durante muchos años recibimos fuertes asignaciones de la Nación, con políticas sociales y con los recursos que recibíamos y recaudábamos, nos alcanzaba para dar los servicios”, expresó.
“Lo que creo que además de refinanciar las deudas, estamos necesitando un ingreso adicional que nos permita manejar con más tranquilidad un tiempo de dificultades”, indicó y aseguró que en su gestión priorizará los gastos necesarios. En esa línea, puso como ejemplo que este año, los carnavales no cerrarán en Posadas, con el desfile en la Costanera, sino que tendrán sus fechas locales y la provincial en San Ignacio, porque el costo de la organización en la capital es demasiado elevado.
Sobre el acuerdo de la deuda con la Nación, contó que el Gobierno federal pide información del personal estatal y nivel de salarios, que tiene cada provincia. “El Gobierno nacional está buscando establecer una pauta salarial y que las provincias se hagan cargo de un piso. Son negociaciones duras, pero la responsabilidad va a ser el común denominador. En Misiones, cualquier gremio debe reconocer que en 2012 y 2013 fue una de las provincias que mayores aumentos ha dado y hemos mejorado en muchos salarios”. 
“La Nación apunta a que si tus recursos aumentan 20 por ciento, no podés acceder a subas salariales del 30, porque no te va a alcanzar la plata”, graficó. 
Asimismo, reiteró que nunca estuvo en dudas el reconocimiento del aumento otorgado a los policías, pero aseguró que “es la última vez que se negocia en estas condiciones y ante el mínimo elemento, de una actitud reñida con el derecho, con la Constitución, o señal  de sedición, vamos a ir a la Justicia, porque entra en conflicto la existencia misma del Estado, presionado por una fuerza policial”.
“Pero va a reinar la coherencia. Ya está arreglado el año completo”, afirmó.
Closs explicó la  decisión de  anular la creación de una tasa yerbatera, era una buena idea en la medida que el sector primario acompañe, si el sector primario no acompaña y “el industrial utiliza al sector primario para presionar  no tiene sentido una situación de crisis con este sector que siempre hemos cuidado. Este año seguiremos con subsidios a las cooperativas y hemos puesto 30 millones para los tareferos que están sin cosecha”, enumeró.                       
Closs sostuvo que era un buen momento para cobrar un peso por paquete, con un destino específico de los recursos, porque ya no rige el congelamiento de precios que era la excusa de los industriales para no aumentar los precios hacia abajo en la cadena productiva. “Ahora vemos que en el nuevo acuerdo de precios, un kilo de yerba Amanda vale 27 pesos. No le obligan a vender la yerba a 15 pesos. Ahora, a simple vista es un precio bastante razonable, a tres pesos la hoja verde, a 11 la canchada y 27 en góndola con una marca que tiene acuerdo, imaginen las que no. En esa lógica pensaba que podíamos traer un peso por paquete para Misiones, pero el sector primario presentó opiniones atendibles”. 
“No queda otra que mejorar la recaudación o bajar gastos”, insistió, antes de señalar que “hay gente en Misiones que quiere que la gente esté enojada, como en otros lados. Pero desde el Gobierno vamos a seguir trabajando para que el mal ánimo no entre a Misiones, ese es un gran desafío”, destacó. 
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas