SEGUINOS

POSADAS

Combustibles: el principal problema es la elevada carga impositiva del producto, dicen estacioneros

El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios y Afines del Nordeste, Faruk Jalaf, dijo a /6d que el tema de los combustibles “es realmente problemático para todo el país”. Agregó que el petróleo argentino es más caro que a nivel internacional lo que trae aparejado que el precio sea “un poco” más elevado que en otras regiones. Además, observó que “lo más grave de todo” es la carga impositiva. “Tenemos casi un cien por ciento de impuesto y eso hace que se diferencie de los países limítrofes”, explicó. 

Indicó que los impuestos se aplican sobre el básico. "Y el básico del precio de un litro de nafta que sale 22 pesos son 11 pesos más otros 11 pesos de impuestos es un 100 por ciento", expresó. Sostuvo que en 20 pesos ganan 1,50 peso "con suerte", porque del 7,5 por ciento se paga impuestos varios "y nos quede un 3,5 por ciento" de utilidad.

Según el titular de la Cesane, el rubro pierde dinero cuando se realizan anuncios de aumentos de combustible con antelación. "Uno se queda con los tanques (cisternas subterráneas y reservas) vacíos, no hay provisión previa y entonces para reponer ese combustible todo el margen de ganancia que se tuvo en las últimas cargas hay que mover toda la capacidad del tanque dos veces para recuperar el producto que se tenia nada más", apuntó.

Recordó que cada tres meses se produce un contraste que se hace entre el dólar, la inflación y el precio del barril de petróleo a nivel internacional. "Lo que se está haciendo en la actualidad es llevar todo a un camino más normal, porque antes se regalaba el combustible (SIC) y no se estimulaba la producción. Entonces nos fuimos quedando. Teníamos autoabastecimiento, que se suspendió porque  el petróleo que se producía era mínimo y el gasto era cada vez mayor. En tanto que el parque automotor se duplicó lo que produjo un desequilibrio que tuvimos que importar. Ahora es a la inversa. El petróleo en la Argentina sale más caro que el importado". manifestó Jalaf.

El estacionero puntualizó que en Argentina los combustibles tienen un cien por ciento de carga impositiva, a diferencia de lo que sucede en Paraguay. "Ellos tienen un 10 por ciento, ahí está la diferencia. El problema acá es la carga impositiva que tienen los combustibles, solo superado por los cigarrillos", insistió.

Para Jalaf, falta una política económica "realista" que permita la búsqueda de mayores pozos petrolíferos, en la refinación del producto y que se saque "un poco" los impuestos. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas