SEGUINOS

POLICIALES

Comenzó el debate Oral por crímenes de lesa Humanidad en Virasoro

Comenzó este lunes en Virasoro el juicio que investiga la desaparición de Marcelo Peralta y Neris Pérez, dirigentes de FATRE, organización que en la década del 70 junto a STIA desnudaron la explotación laboral en los yerbales de Las Marías. El único imputado en la causa el ex interventor del municipio Torres Queirel se negó a declarar. 6 testigos abrieron la ronda de testimoniales que continúa hasta el miércoles. Los alegatos y la sentencia se espera para después de la Feria Judicial en la ciudad de Corrientes.

El debate Oral en Virasoro comenzó a vivirse un día antes de las audiencias. Una conmovedora marcha de familiares, sobrevivientes y militantes recorrió el domingo por la tarde la avenida Lavalle anticipando el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad que ocurrieron en esa localidad, cuyas únicas víctimas fueron obreros que trabajaban para Las Marías, la principal empresa yerbatera del mundo propiedad de la familia Navajas Artaza.

Como único imputado llega Héctor Torres Queirel, ex interventor militar de Virasoro y dueño de la Estancia María Aleida, donde fue capturado, muerto y desaparecido, en junio de 1977, Marcelo Peralta, tarefero, delegado de Fatre. Los militares imputados Llamil Reston y Juan Carlos Saco fueron desvinculados de la causa por cuestiones de salud. Ningún integrante de la Empresa Las Marías será indagado en esta causa, en el 2008 Adolfo Navajas Artaza fue sobreseído, sin haber prestado declaración indagatoria, por la desaparición forzada, secuestros, prisión, tormentos, de trabajadores rurales organizados en el Sindicato de trabajadores de la Alimentación y Federación de trabajadores Rurales y Estibadores, todos vinculados a la yerbatera.

El tribunal Oral Federal de Corrientes integrado por los jueces Lucrecia Rojas de Badaró, Víctor Alonso y Fermín Ceroleni, se trasladó hasta Virasoro para tomar declaración testimonial a unos 25 testigos entre los que se destacan sobrevivientes y familiares de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad que se investigan.

Tras la negativa de Torres Queirel de prestar declaración indagatoria, testimoniaron Ramona Sánchez, esposa del desaparecido Neris Pérez, sus hijos Jorge y Aníbal Pérez, Genara Díaz esposa de Marcelo Peralta; Clara Mercedes Figueredo y Aureliano Acevedo

Para este martes están citados Carlos Escobar, Ramón Falcón, Juan Manuel Gómez, María Bernal, hija de Jacinto Bernal, Pablo de la Cruz Franco, Ramón Peralta y Agustina Altamirano, ex trabajadores de Las Marías y familiares.

Los desaparecidos

Neris Pérez era secretario adjunto de FATRE, fue secuestrado el 2 de junio de 1977 de su casa por un grupo de tareas. Eran cerca de las 21,30. La familia nunca tuvo noticias de él. “Don Adolfo –Navajas Artaza- me dijo le perdieron el rastro en gendarmería de Paso de Los Libres”, dijo Ramona Sánchez su esposa. Se presume que murió en un Centro Clandestino de Misiones.

Marcelo Peralta delegado de FATRE, fue capturado el 29 de junio de 1977 por fuerzas militares que irrumpieron en el “conventillo” en el que vivían en la estancia María Aleida, propiedad del único imputado en esta causa, Torres Queirel, plantación satélite del grupo Navajas.

“Yo escuche un tiro, que creo que le tiraron a él, escuche un gemido y ahí yo dije que lo mataron” recordó Genara Díaz “abrace a mi hija contra mi pecho y dije le mataron a papa”. (Gentileza: Comunicación y Debate)