SEGUINOS

POSADAS

Cómo disminuir un factor de riesgo mortal: la obesidad

Además de informar en términos académicos, el médico especialista en Gastroenterología y Medicina del Deporte, Horacio Melo, consideró que el mejor ejemplo es escuchar el testimonio de una persona que estuvo con una obesidad mórbida, con riesgo de perder la vida. Bajó a fuerza de voluntad, mucho ejercicio, sin ingerir pastillas, cirugías ni balón gástrico. “Antes de empezar tenía 155 kilogramos, aproximadamente; la rodilla me dolia muchísimo. La vida en general es más difícil con sobrepeso”, comentó Marcelo Nuñez quien ahora acusó en la balanza 98,800 kgs.

Entre otras dolencias, el hombre tenía alterado los valores sanguíneos. “La presión, el azúcar en sangre tenía alto. El corazón también sufría por el sobrepeso. Y hoy día con los ejercios que hago bajó la frecuencia cardíaca”, relató Nuñez.

Señaló que no siempre se debe recurrir a pastillas ni operaciones sino aprovechar algo más simple para estos casos y realizar actividad física frecuentemente.

“Hoy estoy más liviano y ágil, mucho mejor”, insistió. En septiembre próximo cumplirá un año de haber iniciado el proceso de recuperación de la salud para mejorar su calidad de vida.

Descargar Semanario Seis Páginas