SEGUINOS

ECONOMIA

Con tasas altas y más emisiones, buscan sostener la “calma” del dólar

El Banco Central (BCRA) tuvo una semana de relativa calma al lograr que el dólar cayera casi un peso, o 3,2%, la semana pasada, aunque analistas y operadores todavía no están convencidos de que haya vuelto la estabilidad. La entidad que conduce Luis Caputo aumentó sorpresivamente los encajes bancarios y dejó que las tasas en pesos de corto plazo volaran para tratar de aumentar el costo de de dolarizarse, lo que ayudó a que la divisa cerrara a $ 28,62 para la venta.

En esta semana corta por el feriado del 9 de julio, la estrategia se verá complementada con la emisión de dos letras y un nuevo bono dual con el que Hacienda y Finanzas intentará ayudar a quitar presión al mercado cambiario, después de un intento de canje de Lebac que obtuvo resultados magros la semana pasada.

Además de un contexto internacional que al menos no jugó tan en contra, en la baja de la semana pasada los operadores veían el resultado del “torniquete” monetario. El titular del BCRA decidió una sorpresiva suba de 3 puntos porcentuales a los encajes bancarios que sacó de la calle $ 60.000 millones. La decisión fue complementaria a otra suba, también de 3 puntos, puesta en marcha el 21 de junio y que se extenderá el 18 de julio con otro avance de 2 puntos.

También, con el BCRA a un lado a la hora de brindar liquidez al mercado, las tasas de corto plazo y las Lebac en el mercado secundario volaron. El call a un día entre bancos terminó la semana en el 52,72%, mientras que la Lebac a un mes lo hizo al 54%. Una medicina extrema sobre cuyos efectos colaterales alertan los analistas.

“En las actuales circunstancias, en las que la prioridad excluyente debe ser apagar el incendio financiero, la estrategia parece ser la correcta”, escribió el economista Federico Muñoz en su informe semanal. “Es clave entonces que la actual calma financiera todavía incipiente y precaria se consolide, para que el Banco Central comience a desactivar lo antes posible su estrategia de emergencia que aniquila cualquier atisbo de brote verde”, añadió.

“La política monetaria del BCRA tuvo resultados favorables la semana pasada al poner freno a la exagerada pérdida de valor que había sufrido nuestro peso”, escribieron José Nogueira y Fernando Izzo en un informe de ABC Mercado de Cambios. “Al Banco Nación se lo vió muy activo vendiendo casi a diario dólares en el mercado y sobre todo en algunos momentos, mediante una agresiva modalidad operativa que le permitió, si ese fuera su objetivo, lograr bajar el precio de la divisa estadounidense”, advirtieron.

En las últimas 11 semanas, desde que empezó la corrida contra el peso, el dólar terminó con ganancias en 9. De las últimas 3, en dos cerró en baja.  Caputo lleva 4 al frente del Banco Central.

A la estrategia monetaria se le sumará esta semana la emisión de deuda de corto plazo en dólares mañana y pasado para tratar de reducir la demanda en el mercado cambiario de contado. Argentina colocará Letes a 210 y a 378 días de plazo a tasas mínimas del 4% y el 4,5%, respectivamente. Además, colocará un bono “dual currency” que paga un rendimiento en pesos o en dólares, según cuál sea más beneficioso para el inversor como el que el 18 de junio recaudó u$s 2000 millones.

El objetivo de papeles como el dual es desactivar apuestas contra el peso, luego de que un intento de canje de Lebac por Letes recaudará apenas u$s 422 millones la semana pasada.

 

Fuente: El Cronista.