SEGUINOS

POSADAS

Condenaron a suboficial del Ejército por una estafa

El Tribunal Penal 1 de Posadas condenó a un año de prisión en suspenso a un suboficial del Ejército que vendió un auto de su propiedad a dos personas distintas. La sentencia recayó sobre Juan Fortunato Acosta, un sargento de 41 años. El hecho ocurrió a principios de 2006 cuando Acosta residía en la provincia de Buenos Aires. El 24 de ese mes, el uniformado vendió un Mitsubishi Lancer GLX modelo 92 a Roberto Miller, quien reside en la zona rural de Leandro N. Alem. El comprador trajo sobre un camión el coche tras firmar un boleto de compraventa y recibir de manos de Acosta un formulario 08 firmado y la cédula verde del Mitsubishi. Un mes después el militar llegó hasta la casa de Miller y le pidió prestado el auto “para dar una vuelta” pero nunca volvió a la casa de Miller.

Unas semanas después el colono encontró su auto en poder de Ramón Macena, quien le dijo que se lo había adquirido a Acosta tras una entrega de 1.800 pesos y cuotas mensuales que debía abonar.




La Policía allanó la casa de Macena, donde secuestró el coche y la documentación para restituirlo a Miller, y abrió una causa penal contra el militar.




Ahora, en un juicio abreviado, Acosta reconoció la maniobra delictiva y aceptó la pena de un año de prisión en suspenso que le propuso la fiscal Liliana Picazo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas