SEGUINOS

POSADAS

Conducía ebrio, volcó y terminó preso

El conductor de un automóvil y su acompañante quedaron detenidos en la Comisaría de Candelaria tras protagonizar un espectacular vuelco sobre la ruta 12 con un viejo Fiat 128. Pese a la gravedad del accidente, ambos resultaron ilesos pero quedaron detenidos porque se hallaban bajo los efectos del alcohol.

Minutos antes de las 23.00 de este miércoles, la Policía fue alertada sobre un vuelco en la intersección de la ruta 12 con la calle Rivadavia. Un patrullero llegó al lugar a los pocos minutos y halló el coche con las ruedas hacia el cielo y a sus ocupantes saliendo del interior por sus propios medios.


El conductor del Fiat, patente WEZ-528, fue identificado como Atilio Benítez (36), domiciliado en Garupá; mientras que su acompañante era un suboficial de policía que se halla con licencia médica debido a una intervención quirúrgica en una de sus rodillas.


El conductor fue sometido a la prueba de alcoholemia, la cual reveló que tenía 2,07 gramos de alcohol en sangre, una cantidad varias veces superior al tope fijado para conducir. El policía, en tanto, se negó a realizar el test, pero también habría estado bajo los efectos de bebidas, ya que presentaba aliento etílico, dijeron los policías que intervinieron en el hecho.


A pesar de lo espectacular del vuelco, ambos conductores resultaron ilesos y el suboficial sólo tuvo que lamentar la destrucción de las muletas que utilizaba para desplazarse.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas