SEGUINOS

POSADAS

Confiados en la Justicia, hace 5 años esperan la adopción de otro niño

“Queremos ser nuevamente padres, queremos cuidar de un niño y darle todo nuestro amor, y así será porque confiamos en la Justicia”, destacó en declaraciones a /c6 Enrique Castilla de Saintgeorges, quien junto a su esposa, Claudia Ettori, no bajan los brazos ante el “lento” proceso legal de adopción que funciona en Argentina. Se fortalecen en la esperanza de que el sistema se acordará de ellos en el “momento adecuado”. Esta actitud positiva tiene su fundamento en Milagros, una niña de 8 años, fruto de la decisión de ambos en comenzar los trámites para tener un hijo, ya que “biológicamente” no pudieron hacerlo. “Hace 5 años que ella nos viene pidiendo una hermanita, y desde ese instante no dudamos en comenzar los papeles de nuevo. Está muy entusiasmada, guarda su ropa, sus juguetes, eso hace que sigamos confiando en todo esto”, resaltó la mujer.

Para inscribirse en el registro de adoptantes, los interesados deben completar los formularios que el organismo entrega y además, someterse a las pruebas psicológicas y socioambientales que llevan adelante los encargados del área.



Una vez concretado estos pasos, sólo queda esperar. Asimismo, el legajo deber ser renovado cada año, sino los trámites deben iniciarse “de cero”.



La pareja destaca que no les importa la edad del niño, ni su sexo – más allá de que su hija quiera una nena – porque simplemente lo que quieren es un niño en quien puedan depositar todo su cariño, un compañerito para Milagros, otra alegría para el hogar.



“Muchas veces me dicen que por qué no me hago un tratamiento así el hijo que tenga es mío, pero ya intentamos todo y no nos importa si lo tengo en mi panza o no. Algunos dicen que quizás el amor es distinto y no es así, hay que pasar para saberlo, es como un hijo más, el que se adopta es un hijo y se lo ama y se lo cuida igual que uno biológico”, remarcó Claudia.



Además, manifestó la impotencia que adquieren cada vez que ven un niño abandonado, pero saben que el proceso debe respetar determinados pasos judiciales y que por lo tanto confían en la Justicia. “Sabemos que así como hay tantos chicos solos, también hay muchas parejas como nosotros que están a la espera de alguno de ellos”, agregó.



Por otra parte, Enrique dijo que como su hija espera ansiosa la llegada de otro integrante en la familia, realiza diferentes actividades, entre las que mencionó teatro, arte y danzas árabes, en las cuales deposita parte de su tiempo. “Tiene muchos amigos, es como que compensa la falta de un hermanito con todas las amistades que tiene, es muy querida”, remarcó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas