SEGUINOS

Salud

Consideran importante detectar de manera temprana problemas de audición para empezar con tratamientos

El médico otorrinolaringólogo del Hospital Madariaga, Marcelo Jauregui, remarcó la necesidad de detectar la pérdida auditiva en los niños cuando tienen menos de cuatro años “para poder hacerles un implante lo antes posible y así lograr que desarrollen el lenguaje al igual que una persona sin problemas”. Reveló que a su consultorio suelen llegar varios pacientes con problemas de audición de larga data o hipoacusias que tuvieron en su infancia y no fueron detectadas.

“Es difícil explicarle a una persona que no tiene vuelta atrás su pérdida auditiva cuando es de muchos años, lo ideal es la detección temprana. A veces es necesario el uso de audífonos o implantes para poder solucionar el problema y lograr hacer que se pueda escuchar mejor”, añadió.

Señaló que están los pacientes que nacieron sin audición –sordera congénita- y los que tienen sorderas adquiridas, que son personas que por diversos motivos fueron perdiendo la capacidad de escuchar en el transcurso del tiempo. “Para un chico que nace sin escuchar lo ideal sería llevar a cabo un tratamiento con implante antes de los cuatro años, para que tenga un desarrollo de la parte lingüística”, explicó.

Además, indicó que a quienes nacen escuchando mal y van perdiendo la audición “tienen que ser evaluados para ver si se puede hacer algún tipo de tratamiento y que no pierda, esa poca audición que poseen y en caso de que la pierdan ahí si considerar el implante”.

Comentó que en general se acercan a atenderse en el hospital adolescentes de entre 15 y 17 años que tuvieron problemas de audición debido a un proceso infeccioso o también por sorderas heredadas que van deteriorando la capacidad de escuchar con el paso de los años. “Por otro lado, tenemos consultas de gente mayor a 50 años, que sufren inconvenientes para oír por su edad o por haber trabajado en ambientes ruidosos”.

Aseguró que con implantes, audífonos o prótesis se pueden solucionar los casos de problemas de audición.

El médico sostuvo que “hay que explicarle bien al paciente, generalmente el implante se hace en una persona que alguna vez usó audífono y la audición no es la misma. Hay que evaluar un montón de cosas y decir las cosas como son. Es primordial ser precisos para que a la persona le sirva. Hay que aprender a escuchar con el implante”.

A su vez, dijo que los implantes son costosos y valoró que personas sin ningún tipo de cobertura de salud puedan acceder a ellos. “Es meritorio que esto se pueda realizar en un hospital público, hablamos de algo que se trae del exterior porque en el país no se fabrica”, detalló.

Descargar Semanario Seis Páginas