SEGUINOS

REGIONALES

Cónsul paraguayo en Posadas se ofrece a intermediar en casos de ataques como los sufridos por Ministra, en pos de su erradicación

Heriberto Tomás Gamarra,  cónsul de Paraguay en Posadas, dijo “lamentar muchísimo” las amenazas de muerte y hasta manoteos que le fracturaron un dedo de la mano a la ministra de Derechos Humanos de Misiones Lilia Marchesini, cuando aguardaba en la cabecera del puente Encarnación-Posadas para cruzar hacia la capital misionera. Manifestó que había recibido la denuncia de Marchesini sobre lo sucedido y se ofreció a intervenir en casos de este tipo.

 

Indicó que se pone en contacto de inmediato con sus superiores _Cancillería- o con las autoridades de a fuerzas involucradas, cuando se trata de policías o agentes de seguridad, de Aduanas o Migraciones. Gamarra dijo que creían que se habían eliminado casos de este tipo, tras sucesivas intervenciones y hasta separación de sus cargos, de personal involucrado.

No obstante dijo que si bien los argentinos que han sufrido algún mal trato suele concurrir al Consulado “no siempre quieren hacer la denuncia formal o no están en condiciones de identificar a quienes los atacaron o agraviaron. No obstante les pedimos que los identifiquen como puedan hacerlo, porque muchas veces el agente no lleva su identificación obligatoria. Pero als descripciones nos han servido para identificarlos luego”.

Descargar Semanario Seis Páginas