SEGUINOS

POSADAS

Convocatoria Abierta para ser Padrino/Madrina

La Municipalidad de Posadas, desde la Dirección General de Desarrollo Social y Local –segundo piso edificio municipal-, tiene a su cargo la inscripción y evaluación de quienes aspiren a integrar el Programa.

Las personas interesadas en adherirse a este Programa deberán cumplir con los siguientes requisitos: ser mayor de edad; nivel de instrucción con conocimientos de lecto escritura; contar con disponibilidad horaria; tener experiencia en trabajo comunitario; residir en el barrio, colonia o localidad donde existan casos de desnutrición.



Debe tener actitudes para incorporar nuevas miradas y aprendizajes en el marco del Fortalecimiento Familiar; asumir con responsabilidad y compromiso el acompañamiento a la familia en situación de vulnerabilidad; y debe estar apto para trabajar en redes articulando recursos institucionales y comunitarios.



Asiduamente se realizan reuniones informativas con padrinos/madrinas del programa, de las cuales participan representantes del Gobierno Provincial, de la Municipalidad de Posadas y adheridos al programa. Los objetivos de estos encuentros son informar acerca de los lineamientos generales del programa Hambre Cero; favorecer el fortalecimiento de los vínculos con los padrinos y madrinas del programa; establecer modos y espacios de encuentro para afianzar el trabajo conjunto entre padrinos, beneficiarios y municipio.



El padrino/madrina es un voluntario social que podrá, visitar semanalmente al niño, acompañarlo a controles médicos, fortalecer el diálogo con la familia escuchando sus problemáticas y necesidades, con el propósito de contribuir a la recuperación del niño desnutrido. Es el nexo entre la familia y el municipio, articulando el Programa con la Familia.



Al día de hoy, desde la Municipalidad de Posadas se está trabajando con 33 padrinos y madrinas, junto a los cuales se han establecido los primeros contactos con el grupo familiar del beneficiario, a través de un seguimiento de cada uno de los casos.



El sistema de padrinazgo busca la incorporación de la comunidad para la resolución del problema de la desnutrición, teniendo en cuenta que es una situación compleja que requiere el apoyo de la sociedad para superarla.



“El padrino también intenta contribuir al diálogo en el seno familiar, transmitiendo saberes respecto a organización de la economía doméstica, como por ejemplo selección y preparación de alimentos, cuidados de higiene y todo lo referente al mejoramiento de la calidad de vida”, explicaron desde el equipo técnico Municipal.



De acuerdo a datos actualizados del mes de enero 2011, del total de beneficiarios del Programa Hambre Cero, se han recuperado 337 menores, 378 padecen problemas de desnutrición; y el Municipio tiene asignados 33 padrinos y madrinas, por lo que continúa abierta la convocatoria a quienes aspiren a integrar el programa.



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas