SEGUINOS

POSADAS

Corrientes: el gas más caro del país

El ciento por ciento de los hogares del NEA se abastece de GLP. En la provincia se comercializan a precios “calientes”.

Tomar mate sale más caro en Corrientes que en otras provincias y no es por el precio de la yerba mate, sino porque calentar el agua representa un costo de hasta diez veces mayor que en el resto del país a causa del elevado precio del gas licuado de petróleo (GLP).
 
Mientras que el subsidio para implementar el valor diferencial del combustible está aparentemente “congelado” hasta julio, en la ciudad el gas de 10 kilos cuesta 35 pesos en tanto que en el resto de las provincias del NEA su valor ronda entre $28 y $31. La región es la única zona del país que no cuenta con gas natural y alrededor de 800 mil hogares del NEA deben consumir exclusivamente GLP. Según un informe elaborado por la asociación civil de Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), una garrafa de 10 kilos rinde aproximadamente 220.000 calorías y equivale al poder calórico de 24,4 metros cúbicos de gas natural. En este sentido un usuario correntino debe pagar $35 pesos cada 10 kilos, mientras que el precio del gas natural por un similar poder calórico es de $3,66, es decir diez veces más barato.


En comparación con otras provincias, en Corrientes el gas es el más caro del país y respecto a América del Sur la garrafa alcanza un precio de 10 dólares colocándolas entre la más cara del continente latinoamericano. En Misiones el gas de 10 kilos alcanza a $33, al igual que en el Chaco, mientras que en Formosa el mismo tubo vale $31, todos a domicilio.


Desde la Dirección de Comercio de la Provincia realizaron días atrás un operativo de inspección donde labraron varias multas a diferentes empresas locales. Sin embargo, las medidas de control parecen ser insuficientes ya que ninguna empresa local modificó los montos del gas envasado, principalmente la de 10 kilos.


Desde las firmas distribuidoras de GLP de capital manifestaron que el precio del combustible se ajusta a los costos que cada empresa debe afrontar. “Cada provincia tiene una realidad distinta, diferencia de sueldos, costos de mantenimiento, o sea cada una es particular”, manifestó a este medio Paolo Angione, referente regional de YPF gas. En cuanto al precio que se comercializa en Corrientes, Angione indicó que no está al tanto del valor actual pero esto se debe también al comportamiento del precio del petróleo. “En dos semanas subió el costo del barril y actualmente el petróleo está en alza y esto influye directamente en el precio del gas”, justificó el empresario. Mientras tanto el subsidio parece llegar en cuentas gotas.


 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas