SEGUINOS

POSADAS

Cortaban autos que estaban bajo custodia judicial

Decenas de vehículos que se hallaban depositados en una playa céntrica de Posadas que era alquilada por el Poder Judicial, fueron virtualmente desmantelados pese a que el predio cuenta con una custodia permanente aunque no de la Policía. El pasado lunes a la mañana, tras recibir la denuncia de un particular, el juez de Instrucción Fernando Verón desembarcó en el predio ubicado en la intersección de las calles Félix de Azara y Catamarca, donde se realizó un inventario del estado en que se hallan los 61 vehículos depositados por orden de la Justicia Penal.

Según trascendió, los robos de autopartes y repuestos habría comenzado hace mucho tiempo y se prolongaron hasta la actualidad. Se constató el faltante de distintas piezas, incluso cajas de cambios, cubiertas, faros, torpedos e incluso algunas butacas. “En algunos casos sólo quedan los cascarones” se sinceró uno de los policías que participó del operativo.



El lugar cuenta con cinco empleados que se desempeñan en horario diurno y por las noches la custodia recae sobre un sereno. Ahora el juez aguarda un informe de Patrimonio del Poder Judicial para saber en qué estado ingresaron los coches y así definir una posible imputación al dueño de la playa y a sus empleados.



Según trascendió, en ese lugar se encuentran algunos coches importados y camionetas todo terreno que habían sido secuestradas en el marco de la investigación que terminó con la carrera judicial del por entonces juez de Instrucción Ramón Moisés Grinhauz.



Si bien el caso podría encuadrarse dentro de lo que se denomina el “robo hormiga”, está claro que en muchos casos se utilizaron vehículos para transportar las autopartes y repuestos, ya que se trata de piezas pesadas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas