SEGUINOS

EDITORIAL

Crecer desde la pluralidad, el debate y la innovación

Misiones volvió a mostrarse como referente: se presentaron a la consideración de la Cámara de Representantes los presupuestos de los tres Poderes del Estado. Los responsables de cada cartera del Poder Ejecutivo, de los organismos descentralizados, empresas del Estado y responsables del Poder Judicial dieron cuenta de sus propuestas, al tiempo que la misma legislatura informó de su cálculo de presupuestario para el 2018.

Y en la sesión del jueves último, los Presupuestos se aprobaron por unanimidad. Lo que es un dato más que llamativo dado que todo el arco político con representación parlamentaria dio su asentimiento y movió el agradecimiento del gobernador Hugo Passalacqua, quien de su lado destacó que es ésa la herramienta principal que permite el desarrollo de la gestión y la concreción de los compromisos asumidos con los misioneros.

Por cierto, esa aprobación no impidió las críticas de los diputados de la oposición a algunos aspectos que tienen más que ver con posiciones ideológicas: como los llamados “superpoderes” que no son otro que la posibilidad que tiene el Gobernador de mover partidas presupuestarias para satisfacer necesidades no previstas. No se trata como ocurre en el Gobierno de la Nación de evitar al Congreso para decidir nada menos como la privatización de Vialidad Nacional con un mero Decreto presidencial. Lo que aquí se trata es de hacer frente a una cuestión no visualizada a un año vistas, lo que es muy distinto.

Tampoco estuvo ausente la defensa de la gestión presidencial realizada por legisladores que responden al espacio político del Presidente del país. Aunque claramente no con referencia puntual a aspectos que conciernen al desarrollo y crecimiento de Misiones. Ni siquiera se hizo eco el legislador de la defensa que la Provincia se vio obligada a hacer ante la Suprema Corte de Justicia por el planteo de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano Bonaerense. No porque Misiones diga que Buenos Aires no tiene razón, sino porque sencillamente no quiere Misiones que una reparación se haga a expensas de sus recursos, como tampoco lo quieren las demás Provincias, ni siquiera aquellas gobernadas por la misma alianza de la Gobernadora. Y para citar sólo el caso de Misiones vale insistir en que, de obtener Buenos Aires la anuencia de la Corte, Misiones dejaría de percibir nada menos que 3.000 millones de pesos anuales.

En consecuencia la extemporaneidad no tiene que ver con la defensa de Misiones que hace la Provincia de sus recursos, sino con el planteo de Buenos Aires que recién ahora hace el reclamo y lo hace como si se tratara de una cuestión judicial cuando a todas luces es política. Y seguramente tiene que ver con las elecciones parlamentarias de octubre y las aspiraciones de la alianza nacional en el gobierno, en el mayor distrito electoral del país.

De todos modos, es propio de la democracia que en los parlamentos se dé el debate político. Se expongan allí los puntos de vista y se confronten ideas y propuestas. Ya se está en plena campaña electoral y en el periodo en que no se pueden realizar actos oficiales con fines proselitistas.

En la semana que acaba de concluir fue posible ver también el interés despertado en el ambiente educativo y académico por mayores avances en la educación, de la mano de las nuevas tecnologías. Misiones ha sido y es vanguardia en la materia, por un decidido protagonismo de la Cámara de Representantes y de su presidente Carlos Rovira.

Al día siguiente de la sesión ordinaria, pudo verse desbordado el amplio recinto de sesiones de la misma Legislatura, con docentes y estudiantes avanzados interiorizándose de las posibilidades innovadoras que se presentan en este hoy proyectado al futuro. Y ésta es también una forma de seguir creciendo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas