SEGUINOS

POSADAS

Crecimiento, buen humor y perspectivas para el 2011

Podría decirse que el crecimiento dominó la agenda oficial en la semana que finaliza, más allá del ninguneo permanente y descalificador de los medios concentrados del nivel nacional. Lo cierto es que la presidenta Cristina Kirchner habló y fue escuchada por el empresariado, en sus entidades centrales y sectoriales, con una confirmación del 9% como evolución de este año y una proyección optimista para el próximo. En el nivel provincial, se ratificaba que, efectivamente, el año finalizará con un 10 por ciento de crecimiento. Al tiempo que se realizaban acciones no sólo para sostener la evolución alcanzada sino para incrementarla.

Es posible, en consecuencia, que el año termine con un clima de optimismo en la población que le dará esa impronta, de igual forma al inicio del 2011. Un año eminentemente electoral para el que se viene preparando algún sector de la oposición.



Es el caso, por ejemplo, de la UCR que ha definido con mucha antelación su candidato a Gobernador –elección recaída en el diputado Luis Pastori- y que ahora recibe de regreso al también legislador Adolfo Pischik, que había actuado al flanco del ex vicegobernador Pablo Tschirsch, del que después se apartó para militar en el partido Dignidad Federal creado y sostenido con el intendente de Oberá Ewaldo Rindfleisch. Es posible, en consecuencia, esperar de ambos acciones electoralistas en lo que medie de aquí a los comicios generales. Claro que el propio interesado lo niega porque un apartamiento formal pone en riesgo la banca y su permanencia en la Legislatura.



Otro tanto puede decirse de Héctor Bárbaro que salió a apoyar nuevos cortes de ruta, no sólo en vísperas del pago del retorno del Fondo Especial del Tabaco, sino inclusive de una deuda histórica contraída en los ’90 con este sector de plantadores. Es que en estos movimientos basó últimamente buena parte de su actividad política este legislador de banca unipersonal que, por lo bajo, murmura: “en la Legislatura todo está ordenado, funciona como un reloj por obra de Carlos Rovira”.



Claro que en un mes en el que se recordó el Día de la Militancia, más en el ámbito oficial que en el opositor, había quien se preguntaba si no regresó el momento, también, de ponerse a actuar en y para la sociedad. Los ensayos mediáticos realizados hasta ahora no han oficiado más que de boomerang para los propios impulsores, poco proclives a estar con la gente.



La oposición nacional –por caso- fue surcada por importantes fracturas y hoy carece de figuras convocantes a nivel popular, no obstante lo cual persistió en una obstaculización de la que ahora se arrepiente, dejar sin  Presupuesto a la Presidenta. Porque, finalmente, se dieron cuenta que posibilitaban el uso de recursos mediante decretos y según criterio presidencial del momento. Justamente en un año electoral y de sostenido crecimiento económico. Además, las encuestas los posicionan muy lejos de la Jefa de Estado.



En esos andariveles anda un sector de la oposición local, el identificado con el ex gobernador Ramón Puerta, cuya única acción a nivel posadeño es por interpósitas personas: en un medio de comunicación de su propiedad para el que todo está mal. Allí comienza y finaliza todo. Los dirigentes brillan por su ausencia, tanto como las iniciativas parlamentarias a nivel nacional y provincial.



Tales comportamientos ya mostraron el primero y sonoro fracaso: la caída de la presidencia sostenida a duras penas para Felisa Gottschalk en el Concejo Deliberante. Una “construcción” del abogado Ricardo Skanata, que trastrocó mayorías, empeños, cometidos institucionales y terminó sin la presunta mayoría de la que quiso adueñarse. Porque los concejales del Pro cansados de tanta sinrazón y de tanto alejamiento del electorado que los llevó al edificio de Bolívar y Rivadavia, acordaron manejarse con criterio propio, fundado en el interés general.



Incapaces de admitir el rotundo fracaso, el puertismo mediático asignó la postura de los ediles del partido de Mauricio Macri a una supuesta “compra-venta” de dirigentes. Olvidan que ya fracturaron a esta vertiente provincial, apartando al otrora socio, Claudio Wipplinger. Un dirigente que se quedó sin partido, tanto como Gottschalk sin expresión política. En común tienen la falta de militancia, de trabajo con la gente. Ambos surgieron de listas sábana, en el marco de aquella búsqueda de sumar a la política personas que no habían actuado en esos ámbitos. Bajo la fachada del abandono de prácticas políticas denostadas. Las mismas que terminaron dominando el escenario y que acaban de reciclarse de la mano de Puerta.



Para muestra un botón: no tuvo empacho en mostrarse en la televisión concentrada “preocupado” por la situación social de Misiones que “ahora existe y en mi gobierno, no”. Al día siguiente, con un habano y una rubia, se mostraba en el casamiento de su amigo Mauricio Macri, apareciendo ante las mismas cámaras televisivas. Víctima de un personalismo tan acentuado que, visto el fracaso de sus incursiones porteñas, volvería por estos pagos para postularse –otra vez- como candidato a gobernador.



Pero propios y extraños saben que, en realidad, la oposición provincial se está preparando para pelear “un segundo lugar”: el Frente Renovador se mantiene en la preferencia del electorado, cohesionado, trabajando. Al punto que recién avanzado el año haría alguna precisión sobre la oferta de candidaturas que hará a la sociedad. “No quiero que se tome como un acto de soberbia”, apuntó el ministro de Gobierno Jorge Franco cuando dijo que pelearán a la oposición el tercer candidato a senador. Explicó que “los misioneros estamos bien en las encuestas”, aludiendo al proyecto misionerista que lleva a cabo esa fuerza partidaria.



Y que en el año que finaliza quedará plasmado en la designación de un total de 17 magistrados y funcionarios judiciales, más un ministro del Superior Tribunal dando prioridad a un servicio que se mostraba superado por el crecimiento poblacional y que al recupero de recursos económicos se viene sumando la creación de Juzgados, Defensorías y la designación de sus respectivos titulares.



Otra impronta misionerista se viene verificando en el Plan de Terminación de Yacyretá, que avanza sin pausa y ha llevado a la Presidenta de la República a calificar la obra como “emblemática”. Tanto como en los estudios que se realizan a propósito de un eventual aprovechamiento hidroeléctrico del río Uruguay en la frontera común con Brasil, en territorio misionero. Porque el inventario llevado adelante con Eletrobras y Ebisa ratificó la postura misionera defendida por el director ejecutivo de la Eby y representante de la Provincia en la Comisión Mixta de Garabí, Oscar Thomas. Es la que planteó dos presas que permitirán acceder a la misma provisión de energía 2.200 Mw, con menor impacto ambiental. El estudio de la cuenca hidrográfica del Uruguay lo confirmó: hay potencialidad para Garabí y Panambí.



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas