SEGUINOS

POSADAS

Crimen de Castelli: Menocchio no pagó la Ranger que compró en Posadas

Ricardo Markendorf (60), la cara visible de una concesionaria ubicada sobre la avenida Martín Fierro casi Lavalle, de Posadas, declaró este martes como testigo en la causa por el homicidio del terrateniente Manuel Roseo y su cuñada. El hombre contó que el 3 de enero le vendió al imputado Raúl Menocchio una Ford Ranger XLT, doble cabina, patente JGQ-426, recibiendo como parte de pago un Volkswagen Gol rojo modelo 2006 y por el saldo -120 mil pesos- un documento que vencía el próximo 15 de marzo. En las próximas horas, el juez de Instrucción Marcelo Cardozo remitirá a la localidad chaqueña de Juan José Castelli las declaraciones de Markendorf, del abogado José Jacobo Mass y del escribano Osvaldo Torres.

Markendorf -es oriundo de Formosa- dijo que la concesionaria pertenece a su novia y él se desempeña como vendedor del salón. Y agregó que en un primer momento la operación estuvo a punto de fracasar porque no se ponían de acuerdo en el precio. Finalmente Menocchio cerró trato el 3 de enero y en la concesionaria retuvieron el documento del Registro de la Propiedad Automotor y el título de Propiedad hasta que percibieran el documento que el comprador les entregó por el saldo.

El dato no es menor, ya que en su declaración ante la Justicia de Chaco, Menocchio aseguró que mantuvo tratativas con Roseo para adquirir sus tierras en 40 millones de dólares. ¿Tenía dinero para esa operación pero no para comprar una camioneta de 150 mil pesos?.

El testigo indicó que en esa oportunidad Menocchio se presentó solo en la concesionaria y dijo que no conoce a Nidio Enrique Gómez Sosa, quien sería uno de los sicarios que intervino en el doble homicidio.

En las próximas horas, el juez de Instrucción Marcelo Cardozo remitirá a la localidad chaqueña de Juan José Castelli las declaraciones de Markendorf, del abogado José Jacobo Mass y del escribano Osvaldo Torres.

En la escribanía de Torres se confeccionó el 27 de diciembre un poder a nombre de una mujer paraguaya para la comercialización de las 250 mil hectáreas de Roseo; y Mass aparece como testigo de la identidad del terrateniente asesinado.

El abogado dijo que conocía a Menocchio por su labor profesional, ya que en un momento mantuvo tratativas para defenderlo y evitar su extradición a Paraguay, donde está acusado de un doble homicidio. Finalmente no hubo acuerdo por una cuestión económica y a fines de diciembre Menocchio volvió a verlo para que fuera testigo del poder que se firmó en la escribanía de Torres.

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas