SEGUINOS

POSADAS

Crimen de la comerciante: defensor insiste en la inocencia de De Jesús

El abogado Carlos Contristano, uno de los defensores de Jorge De Jesús, quien está detenido por la muerte de su ex pareja, reiteró que en el expediente no hay pruebas que lo relacionen con el crimen y dijo que su cliente continúa esperando que el juez Miguel Faría resuelva si lo procesa o deja en libertad. En ese sentido dijo que esta semana habría una resolución del magistrado. “En los próximos días se tomarán algunas declaraciones testimoniales que permitirán establecer sin dudas que el detenido no es el asesino de su ex pareja, Ramona Gauto”, indicó. Observó que sólo el juez que entiende la causa es el que está convencido de la culpabilidad del hombre, pese a la la falta de pruebas en el expediente.

Constristano dijo que pese a ello es muy probable que Faría dicte un procesamiento. “cuando estuve en el Juzgado vi, hace 35 días atrás, el escrito del procesamiento con prisión preventiva de De Jesús sin tener las pruebas. A esa resolución sólo le faltaban la fecha y la firma, nunca vi una desprolijidad parecida, me parece un mamarracho”, apuntó.



Tras ver el documento en el Juzgado del doctor Farías, Contristano expresó que existe un prejuzgamiento. “Yo pensé que era una chiste todo esto, hasta que lo vi, porque a mi nadie me lo contó, yo lo vi”, agregó.



En este contexto, manifestó que además del convencimiento que debe tener un juez, deben existir pruebas que respalden su pensamiento y que puedan inscribirse en el expediente; hecho que en el caso Gauto no sucede, añadió.



“Mi cliente está por el suelo, pasaron más de 75 días que está detenido, seguramente apelaremos el procesamiento, que repito, ya está hecho, y eso tardará entre unos tres meses hasta que se demuestre que él no tiene nada que ver”, subrayó.



Ramona Mercedes Giménez Gauto fue asesinada en su departamento de la calle Colón casi Bolívar, en Posadas, en la tarde del 29 de mayo pasado. Sin ejercer violencia el o los homicidas ingresaron en su vivienda y la propinaron varios golpes en el cráneo, además de algunos cortes de escasa importancia.



El cuerpo fue hallado al anochecer cuando un sobrino la fue a buscar para ir a trabajar a su comercio del barrio Villa Urquiza. El joven se sorprendió porque no respondía sus mensajes ni llamados telefónicos, motivo por el cual recurrió a De Jesús, quien accedió al departamento con una copia de la llave.



Los investigadores establecieron que en el rostro de la víctima había quedado una huella que coincidía con la de la plantilla de la zapatilla que ese día calzaba el hombre. Además, se corroboró que el imputado solía golpearla, lo cual derivó en denuncias ante la Justicia.



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas