SEGUINOS

POSADAS

Crimen de la comerciante: procesaron a De Jesús por homicidio calificado

El juez de Instrucción subrogante Miguel Faría procesó con prisión preventiva a Jorge De Jesús, quien está detenido desde los primeros días de junio como el principal sospechoso del homicidio de su ex esposa, la comerciante Ramona Mercedes Giménez Gauto, hecho que ocurrió el 29 de mayo pasado en un departamento del microcentro de Posadas. Según trascendió, el juez le comunicó el procesamiento en horas del mediodía a De Jesús y sus abogados, Carlos Contristano y José Luis Rey, aún no pudieron acceder a los fundamentos de la resolución.

El magistrado consideró a De Jesús autor del delito de “homicidio calificado por el vínculo agravado por alevosía, ensañamiento y codicia”, que tiene prevista la pena única de prisión perpetua.


Ramona Giménez Gauto fue asesinada a golpes en su departamento de la calle Colón casi Bolívar en la tarde del 29 de mayo pasado. Allí fue encontrada por un sobrino y el propio De Jesús, quien había sido alertado por el joven que la mujer no respondía los llamados telefónicos.


En su momento Faría había ordenado la detención del ex marido de la comerciante porque en el rostro de la mujer hallaron estampada la plantilla de una zapatilla, dibujo que coincidía con el calzado que vestía ese día De Jesús.
En un escrito de 30 fojas, Faría fue engarzando los distintos testimonios recogidos durante la investigación, además de las pericias que permitieron establecer que el imputado era una persona violenta.


El cuarto dan Daniel Acosta también realizó un informe mediante el cual se probó que los golpes que tenía la víctima habían sido asestados por una persona con conocimientos en artes marciales, ya que fueron en lugares vitales y dados con mucha violencia.


El magistrado también tuvo en cuenta una denuncia que la víctima radicó el 15 de marzo de 2009 en la Comisaría de la Mujer. Allí relató que desde hacía ocho años sufría golpizas y malos tratos verbales por parte de De Jesús. Y que ese día la atacó a patadas en el departamento que la mujer alquilaba en la calle Colón casi Bolívar. De acuerdo con esa denuncia, De Jesús tomó un cuchillo y se lo colocó en el cuello, advirtiéndole que iba a matarla. “Te voy a matar, no vas a zafar de mí, no grites porque nadie te va a escuchar”, le habría dicho.


La víctima dijo que el homicidio no se consumó porque en el forcejeo activó la alarma del departamento, situación que hizo que De Jesús desistiera de continuar con la agresión.


Faría también utilizó como elemento de prueba la marca de la zapatilla de De Jesús que quedó estampada sobre el rostro de su ex esposa; y también dejó en claro algunas contradicciones en la que cayó el imputado al declarar.
Para el juez, uno de los motivos que impulsó a De Jesús a asesinar a su pareja fue la intención de quedarse con los dos comercios que tenían pese a que desde hace varios años estaban separados.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas