SEGUINOS

POSADAS

Cristina hablará de Corpus al anunciar el Plan Energético Nacional 2011-2030

La presidenta Cristina de Kirchner dará a conocer en marzo –acaso en su mensaje al Congreso de la Nación- el Plan Energético que contempla el período 2011-2030, con una revisión cada 10 años a fin de ajustarlo a los requerimientos de cada momento. En ese contexto se presentará el proyecto de Corpus, ya que un capítulo significativo del plan será el resurgimiento del recurso hidroeléctrico en su máxima expresión, lo que facilitará el desplazamiento del uso de combustibles fósiles de la matriz energética primaria nacional.

En la década del 90, signada por el auge de las privatizaciones, los proyectos hidroeléctricos brillaron por su ausencia por tratarse de emprendimientos que exigen un largo proceso de amortización y una gran inversión inicial. Solo irrumpió con un subsidio específico la presa de Pichi Picún Leufú (270 MW), que en 1998 terminó la ex Pecom Energía.



En la década del 90 el  lugar de la denominada  hulla blanca fue cubierto por la irrupción de centrales termoeléctricas de ciclo combinado (Genelba, TermoAndes, AES Paraná, Central Dock Sud, Central Térmica Tucumán, Central Puerto, Mendoza, Belgrano y San Martín) de alta eficiencia energética, pero que hoy tropiezan con una angustiante escasez de gas natural.



Entre los proyectos hidroeléctricos que ya tienen inclusión presupuestaria asignada  en el 2011 figuran las represas La Barrancosa y Condor Cliff (1740 MW) por levantarse sobre el río Santa Cruz, cuyo futuro desarrollo se encarará bajo régimen de obra pública, al estilo de un camino o una escuela, sólo que esas represas insumirán un costo de 16.000 millones de pesos.



Por su lado, también se prevé presupuestariamente otorgar  subsidios al proyecto Los Blancos que ejecutará Mendoza,  a la presa de Chihuidos I que tiene en marcha Neuquén o Piedra Negra que desde hace meses Techint y Panedile construyen sobre el río San Juan.



Una de las grandes hidroeléctricas por encararse será el proyecto binacional de Corpus, cuyo lanzamiento se ofrecerá al Paraguay en fecha próxima como “premio” al fuerte apoyo político brindado por el gobierno de Fernando Lugo y antes por la administración de Nicanor Duarte Frutos a  la definitiva terminación de Yacyretá, cuya construcción se “arrastró” 37 años lo que obligó a relocalizar en ambas orillas del Paraná a 17.000 familias, puntualizó el diario buenosaireseconomico.com.



Corpus tendrá un potencial productivo algo superior al de Yacyretá a cota máxima,  pero sin los problemas planteados por esa represa de llanura cuyos murallones se extienden 64 kilómetros, habiéndose anegado 160.000 hectáreas.



El lanzamiento de Corpus en un nuevo sitio de emplazamiento (Itacurubí) afectaría 16.000 hectáreas y su realización impulsará  a pleno a  la economía del vecino país y de Misiones. Ese proyecto demandará una inversión bien superior a los 6.000 millones de dólares y todavía no se resolvió sí se realizará por concesión o bajo régimen de obra pública.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas