SEGUINOS

EDITORIAL

Cuando la indiferencia invisibiliza todos los esfuerzos y los mejores resultados

La indiferencia con que trata la Nación cuestiones sensibles para la población, trátese de la vivienda familiar o el costo de la energía, de una Provincia pro activa como Misiones, parece doblemente injusta. Porque la Provincia ha llevado adelante grandes desarrollos urbanísticos tanto en las ciudades como en las pequeñas localidades, como en las chacras sosteniendo la actividad de la producción primaria. O ha llevado adelante mejoramientos habitacionales para los sectores más vulnerables de la sociedad. Y llegó a encabezar el ranking de realizaciones a nivel país. Lo que no es un dato menor, en absoluto.

Sin embargo todo desarrollo no sólo no ha tenido contrapartida de parte de la Nación, sino que el retaceo de los recursos nacionales ha llevado a que, por primera vez, en 14 años el Iprodha debiera recurrir a un préstamo de 400 millones para afrontar las obras comprometidas este año y gestionar otro por más del doble para el 2018. Y deberá ir por más, porque la demanda sigue siendo alta en función del crecimiento poblacional que tiene Misiones: el mayor del país. Es más, el instituto tiene más de 100 mil solicitudes de viviendas.

Esta realidad se ha conocido en la semana que acaba de concluir, en el pormenorizado informe que se da en la Comisión de Presupuesto, Impuestos y Hacienda de la Cámara de Representantes, a propósito del proyecto de Presupuesto 2018. Pero no fue la única. También hubo un informe de Emsa dando cuenta cómo se enfrentaron los “tarifazos” decididos por Nación y las decisiones del gobernador Hugo Passalacqua de mitigar el impacto en el bolsillo de los misioneros. Inclusive de sostener la tarifa social cuando a la Nación se le ocurrió eliminarla por el retraso en que incurrió la empresa provincial a la arbitraria fecha de vencimiento de la factura mensual del mercado mayorista: el día 8 de cada mes. Para el primer vencimiento, la prestataria sólo ha logrado cobrar un 38% de la facturación provincial. El castigo impuesto es extremadamente injusto, porque se trató de un retraso, no de un endeudamiento.

Y contrasta doblemente con el comportamiento sostenido por la Nación con otros distribuidores. Más aún porque a Misiones se le negó un crédito de 1.250 millones de pesos al que se había hecho acreedora por estar al día con los pagos a Cammesa. La Provincia reclamó la compensación en virtud que la Nación había condonado deudas multimillonarias de otras prestadoras provinciales –por caso Córdoba con 8.500 millones- y firmas privadas como Edenor y Edesur.

¿Con qué vara se mide entonces el Gobierno de la Nación para actuar? A Misiones no le ha resultado sencillo sostenerse activa en estos años de retaceos. Tuvo que hacer doble esfuerzo para sostener un Estado activo y atento al devenir provincial. Con el agravante que a los menores fondos enviados por la Nación se le sumó la fuga de divisas por vía de las asimetrías con Paraguay y Brasil.

En medio de toda esta problemática, sólo aportó un alivio la afluencia turística que llevó a Cataratas a superar el millón de visitantes, un mes antes que el año anterior. Y esto es también resultado de ingentes esfuerzos hechos por la Provincia para sostener y diversificar la actividad. Ahora ha logrado que la Cámara de Diputados de la Nación aprobara por unanimidad una iniciativa del ex gobernador y diputado nacional Maurice Closs en cuanto a reponer feriados en función de la actividad. Un hecho inédito para una propuesta presentada este año y en el mismo período, aprobada. Ahora restará que lo apruebe el Senado y luego lo ponga en vigencia el Poder Ejecutivo.

En el Congreso de la Nación se debatirá el Presupuesto 2018 enviado por el Ejecutivo. Y hay un recorte del gasto previsto en 100.000 millones de pesos. Habrá que ver qué se considera “gasto”, teniendo en cuenta que las remisiones este año han sido menores hasta en áreas sensibles como Salud Pública, con doloroso aumento de las estadísticas vitales: como es el caso de la mortalidad infantil. De lo que ni siquiera pudo escapar Misiones. Y si bien ha sido un aumento menor del 8,62 por mil a 8,95 por mil, nadie ignora que los decimales representan vidas de niños. Misiones había logrado un descenso histórico de la mortalidad infantil y todavía lo sostiene aunque con esa variante de incremento experimentada este año. Que duele.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas