SEGUINOS

Opinión

Cuando la medicina agota las respuestas/Dr. Mario Armando Barrera

Buenos días un nuevo encuentro!!! En un parate del trabajo cotidiano, charlando con el Dr. Juanjo Ledesma, profundizamos sobre cuestiones que se presentan a diario en nuestra labor como médicos…

Tomar decisiones sobre aquellos pacientes en que la medicina no puede darle más respuestas… no se trata que nuestra formación nos limita, no es que no tenemos los medios, sino que la medicina dice basta… ya no podemos hacer más nada, o si, acompañar dando la mejor calidad de vida, cuando un pacientito ingresa cuidados paliativos… dicho de otra forma, solo podremos darle el mejor confort mientras esté con nosotros…
Situación por demás difícil, en primer lugar para la familia de nuestro paciente, para el paciente, para el médico y todo el equipo de salud…

Cualquier sacrificio hará ese papá, esa mamá, por el hijo enfermo… dispuestos a dar su vida a cambio de que su hijo continúe con la suya…

Por lo tanto, necesita de más acompañamiento, de palabras sencillas para entender porque está sucediendo todo esto… en general la primera respuesta en el llanto, es el enojo, la bronca… pensar que el medico se equivocó y que no se agotaron todos los tratamientos… sentimiento de abandono… culpar a Dios…

Sé que nada de esto sucede… o al menos creo saberlo… La vida me ha enseñado, que no se debe opinar sobre situaciones extremas si no las has experimentado…

Es nuestra función como médicos, dar una atención integral en todos los casos, y aún más en estos casos, donde interviene todo el equipo de salud… La comunicación, la contención, el acompañamiento… escuchar…
Como médico agoto los protocolos, tratamientos e interconsultas… como papa, hago lo que me gustaría que hicieran por mí en esta situación…e es 

Para el equipo de salud, representa todo un desafío… la tristeza que significa después de tanto estudio, de tanto entrenamiento, preparación y no poder hacer más nada… entonces comienza un tiempo de reflexión, y prepararse para acompañar…

Desafío bioético, hasta hace muy poco tiempo, el médico de cabecera, era el único que cargaba con el peso de la decisión y la comunicación… Hoy se comparte el peso con el resto del equipo… lo que es muy bueno para la salud mental del médico,  puesto que según la especialidad que tenga, se verá con frecuencia en esta situación.
Como médico agoto los protocolos, tratamientos e interconsultas… como papa, hago lo que me gustaría que hicieran por mí en esta situación… 

Para el equipo de salud, representa todo un desafío… la tristeza que significa después de tanto estudio, de tanto entrenamiento, preparación y no poder hacer más nada… entonces comienza un tiempo de reflexión, y prepararse para acompañar…

Como médicos, frustración e impotencia, pero hay que recuperarse rápido ya que otro niño pronto estará esperando nuestra ayuda otros padres necesitaran de nosotros…

Como padres, dolor en el alma, una lagrima escondida… un abrazo grande a nuestros hijos al llegar a casa…

Dr. Mario Armando Barrera.
Neurocirujano Infantil.
Especialista en Pediatría.
Post grado en Atención Primaria de la Salud.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas